Ciudad de México, abril 21, 2024 09:13
Alcaldía Benito Juárez

Desalojan casa de Octavio Paz en la Nochebuena, luego de 40 años

Apoya la Guardia Nacional operativo para sacar a siete personas y tres perros que vivían ahí hace décadas.

Gana el DIF-CDMX litigio del inmueble ubicado a un costado del Parque Hundido como depositario de los bienes del poeta Paz Lozano, fallecido en 1998.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Con apoyo de elementos de la Guardia Nacional, siete personas y tres perros fueron desalojados la mañana de este martes de la casona que fuera del poeta Octavio Paz Lozano, en la colonia Nochebuena de la alcaldía Benito Juárez.

El Inmueble, ubicado en la calle General Porfirio Díaz 125 esquina Denver, frente al Parque Hundido, fue objeto de un litigio de varias décadas que culminó con el mandato de un juez a favor del Sistema para ell Desarrollo Integral de la Familia de la ciudad de México (DIF-CDMX), entidad depositaria de los inmuebles del escritor luego de su fallecimiento el 19 de abril de 1998.

Varias toneladas de enseres de todo tipo se encuentran amontonados en las aceras adyacentes a la propiedad, apilados en completo desorden: muebles, libreros, trastes, juguetes, planchas, bicicletas, ropa, botellas.

Según las personas desalojadas, hace más de 40 años el propio Octavio Paz encomendó el cuidado de la casa a Sacramento Anaya y su esposa, que trabajaban para el poeta y su entonces esposa Marie José Tramoni.

Algunos vecinos merodeaban esta mañana entre los trebejos, en busca de algo que adquirir a buen precio, observados a unos metros de distancia por uniformados de la Guardia Nacional, armados.

La familia Paz-Tramini no tuvo hijos y no se conoce algún familiar a quien pudiera hacerse entrega del patrimonio del Premio Nobel de Literatura.

A la muerte de Mari-Jo, ese inmueble y otros tres, pertenecientes al legado de Paz Lozano, quedaron inicialmente bajo el resguardo de la Secretaría de Cultura federal.

El Acervo de Paz Lozano, que incluye lo contenido en esos cuatro inmuebles, fue declarado Patrominio Artístico de México en 2018. Según lo publicado en el Diario Oficial de la Fedración incluye documentos, correspondencia privada, manuscritos de sus poemas, ensayos, artículos periodísticos, traducciones y fotos en diferentes formatos.

Las cuatro casas que albergarían dicho acervo y que pertenecieron al escritor tienen sus domicilios en Ciudad de México: calles Río Guadalquivir número 109, interiores 104 y 105; Lerma número 143, piso 6 PH, ambos en la colonia Cuauhtémoc, en la hoy alcaldía Cuauhtémoc, además de Plinio 333, colonia Polanco, en Miguel Hidalgo, y la de la colonia Nochebuena, junto al Parque Hundido, en la alcaldía juarense.

En esta casa de la colonia Nochebuena vivió la madre del escritor, pero nunca él. Octavio y Marie-Jo vivieron en cambio en un departamento de la calle Guadalquivir, en la colonia Cuauhtémoc, hasta que sufrió un incendio que lo destruyó parcialmente.

El presidente Ernesto Zedillo Ponce de León dispuso entonces que se ofreciera al poeta la Casa Alvarado, situada en la calle Francisco Sosa, en Coyoacán, donde en efecto vivió con su mujer hasta su muerte, acaecida en 1998.

Paz Lozano había vivido parte de su niñez y su adolescencia muy cerca de ahí, en la casa de su abuelo Ireneo Paz, ubicada en la actual plaza Valentín Gómez Farías de la colonia San Juan Mixcoac.

Esto hizo suponer a algunos, equivocadamente, que el destacado peoeta mexicano había nacido en Mixcoac, lo que fue desmentido en un texto escrito por él mismo. periodos.”Yo no nací en Mixcoac pero allá viví durante toda mi niñez y buena parte de mi juventud….” (Octavio Paz por él mismo 1914-1924, Reforma, 6 de ebril de 1994).

Su nacimiento ocurrió en la casa número 14 de la calle Venecia, en l colonia Juárez, donde vivían sus padres, el 31 de marzo de 1914. Cunado apenas tenía unos meses de edad, debido a la Revolución su madre lo llevó a vivir con su abuelo Ireneo en Mixcoac, a unas seis cuadras de la casa de la Nochebuena desalojada este martes.

Durante su estancia en Mixcoac estudió parte de la primaria y la secundaria en escuelas del rumbo, que todavía existen.

Su padre, Octavio Paz Solórzano  (1883-1935), el menor de siete hermanos, trabajó como escribano y abogado para Emiliano Zapata; estuvo involucrado en la reforma agraria que siguió a la Revolución, fue diputado y colaboró activamente en el movimiento vasconcelista.​ Todas estas actividades provocaron que el padre se ausentara de casa durante largos periodos.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas