Ciudad de México, diciembre 3, 2020 10:57
Libre en el Sur

Desmantelan hogar para niños de la calle que funcionaba desde hace 30 años en colonia Niños Héroes; reconoce DBJ que ignoró a vecinos

Acorralados por vecinos que les exigieron hablar con la verdad, funcionarios de la Delegación Benito Juárez confesaron al fin que el albergue para niños de la calle que se encuentra en la colonia Niños Héroes fue desmantelado para poner en su lugar un centro integral contra las adicciones.

Andrés Atayde, director de Servicios Médicos de la Delegación Benito Juárez –“no soy médico, soy licenciado”, se adelantó a precisar– reconoció en una reunión el pasado viernes 1 que no informó a los vecinos de manera oportuna, y se disculpó por ello. “Debimos acercarnos mucho antes”, dijo. “Tenemos tache”.

Pero el funcionario nunca ofreció poner a consulta la desaparición del albergue, cuya casona ubicada en Guipuzcoa 56 ya es remodelada para otros fines. Apenas aceptó revisar “la propuesta” vecinal de que en el centro de adicciones se incluyan dormitorios. Y dejó sin respuesta la pregunta sobre por qué no se considera otro lugar para el centro de adiciones, dado que este sitio ha sido albergue de niños y jóvenes por casi 30 años.

Los vecinos exigían certeza de que los niños volverían a “su hogar”, llamado Puente de Vida, mientras los funcionarios delegacionales evadían una y otra vez la respuesta. “Los niños que dormían ahí ya no lo harán”, terminó por reconocer después de hora y media Federico Chávez, de Participación Ciudadana de la DBJ.

Entonces los líderes vecinales advirtieron que se movilizarán para exigir el retorno de los niños con garantías de ley, y que llevarán el caso al gobierno capitalino, dueño del inmueble, al que no se notificó el cambio de su uso.

El extenso terreno, del que forma parte también el centro cultural Quinta Alicia, fue donado estrictamente para actividades culturales y como albergue para los niños, según los vecinos. Bajo esos propósitos, tanto el albergue Puente de Vida como el centro cultural se inauguraron en 1986. “Y ahora no nos tomaron en cuenta, así nomás quitaron el albergue sin avisarnos”, se quejó María del Socorro Rodríguez, dirigente de Grupos Unidos en la Defensa de la Quinta Alicia.

Aunque Atayde aseguró en entrevista que se dio parte a la Comisión de Derechos Humanos del DF del traslado de los niños al albergue de Mixcoac, así como a la Contraloría y al juez tutelar, durante la reunión no mostró los documentos que lo acreditasen. De tal forma, Lorenzo Sánchez Rojas, representante de los Pueblos Originaros de Benito Juárez, le exigió informar a todas esas instancias involucradas sobre el traslado de los niños y la situación en que se encuentran.

El director de Servicios Médicos de la DBJ prometió hacerlo, e invitó a los vecinos a una visita al albergue de Mixcoac, para conocer la situación de la docena de niños que habrían sido trasladados. Dijo estar “enamorado” del proyecto del centro integral contra las adicciones, que tendrá un costó de cuatro millones de pesos.

comentarios

Artículos relacionados