STAFF/LIBRE EN EL SUR

Elementos de la Guardia Nacional cerraron la mañana de este domingo la reja perimetral y utilizaron gas pimienta para impedir el paso de unos mil 500 migrantes centroamericanos que pretendían ingresar a nuestro país a través del puente “Rodolfo Flores”, sobre el río Suchiate, en la frontera sur.

Entre los migrantes centroamericanos viajan hombres, mujeres, niños y ancianos, quienes desde la víspera esperaban al resto de la caravana que partió el 15 de enero desde Honduras hacia México.

Guardia Nacional. Muro en la frontera sur. Foto: Cuartoscuro.

 

Esta madrugada, la situación se tensó debido a que los migrantes amenazaron con entrar a México por la fuerza, ya que algunos dijeron que insistirán en llegar a Estados Unidos, mientras que otros señalaron que buscan conseguir un trabajo en territorio mexicano.

Ante la llegada de la primera Caravana Migrante 2020, las autoridades mexicanas cerraron el puerto fronterizo y realizaron un despliegue de fuerzas militares y antimotines. Los migrantes querían que las autoridades permitieran el paso a todos, lo que ocasionó un pequeño enfrentamiento.

 

El diario Excélsior informó que durante la noche, algunos centroamericanos también intentaron cruzar por el Río Suchiate, pero fueron detenidos o regresados por los agentes, quienes les ofrecieron realizar un trámite migratorio, en caso de no contar con la visa mexicana.

El Instituto Nacional de Migración (INM), con apoyo de la Guardia Nacional, mantiene la atención a migrantes en la frontera sur del país, donde en grupos de 20 se les informa sobre la forma de ingreso y se revisa su situación migratoria.

 

Agentes del Instituto y elementos de la Guardia Nacional realizan tareas de inspección a lo largo de los ríos Suchiate, Hondo y Usumacinta, en la frontera entre Chiapas y Guatemala, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).

(Con información de Notimex)

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts