Ciudad de México, junio 16, 2021 02:10
Libre en el Sur

Divide a diputados del PRD debate sobre regulación de marchas

Resulta inaceptable que en las filas del PRD o entre algunos de sus legisladores exista una intención camuflada para prohibir las manifestaciones o bloqueos, aseveró el vocero de la fracción parlamentaria perredista, Alejandro Sánchez Camacho, quien rechazó tajante “cualquier intento de atentar contra la libre expresión de los habitantes de la ciudad de México”.
Sánchez Camacho lamentó que dentro del Partido de la Revolución Democrática haya posiciones que estén más preocupados por contener las movilizaciones sociales, que asumir la gestión como una fórmula para establecer los lazos de comunicación entre autoridades y ciudadanía, con el propósito de lograr acuerdos y, sobre todo, soluciones a sus demandas. Calificó como aberrante llegar al extremo de detener y encarcelar a las personas de 24 hasta 36 horas por realizar movilizaciones y bloqueos por demandas legítimas; “me parece que es la política del garrote que no vamos a aceptar”.
El legislador llamó a sus compañeros de bancada a reflexionar sobre el papel que tienen como representantes populares para apoyar a la ciudadanía y que sean las autoridades correspondientes quienes den una solución digna a sus demandas. Recordó que más del 70 por ciento de las manifestaciones de la ciudad son producto de una desatención del Gobierno Federal.”Bonitos nos vamos a ver, ahora como perredistas, metiendo al bote a los que protestan por 36 horas”, indicó.
Reconoció que se trata de un tema controvertido que genera discusión y polémica al interior de la bancada del PRD en la Asamblea Legislativa. En este sentido, dijo que es bienvenido el debate, “pero de una vez advertimos nos vamos a dar hasta con la cubeta en este tema al interior del GPPRD”, subrayó. A la pregunta sobre la posibilidad de que pudiera transitar una iniciativa para regular las marchas, el legislador comentó que no es la primera vez que hay propuestas de este tipo, pero en el PRD siempre ha prevalecido una mayoría que se opone a transgredir el derecho ciudadano a manifestarse.
El diputado perredista sostuvo que está abierto al debate, porque hay sectores de la sociedad que han expresado sus molestias, pero en esto cada legislador tendrá que asumir su responsabilidad y el costo político de tomar una posición, ya sea a favor o en contra. Lo que no se vale, insistió, es que a la población le prohíban manifestarse a través de las marchas y los bloqueos, y se solape a los funcionarios displicentes que hacen caso omiso a las demandas ciudadanas.

comentarios

Artículos relacionados