Ciudad de México, diciembre 1, 2020 12:52
Libre en el Sur

Es Benito Juárez líder en divorcios; ocupa el noveno sitio en matrimonios civiles de la capital

Considerada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como el municipio o su equivalente de más alto Índice de Desarrollo Humano en el país, la delegación Benito Juárez es también líder en divorcios entre las 16 demarcaciones del Distrito Federal, según estadísticas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
Pese a ocupar apenas el noveno lugar por número de matrimonios registrados, con mil 901 bodas civiles, y de ser la tercera en población total, la DBJ liderea a las delegaciones capitalinas con 387 divorcios en el año 2008, al que corresponde el más reciente conteo publicado por el INEGI. Le siguen Coyoacán, con 329, Gustavo A. Madero, con 272 y Miguel Hidalgo, con 253. Cabe aclarar que en esta estadística no se incluye a la delegación Cuauhtémoc, pues es la única en la ciudad en que se registran divorcios judiciales, lo que distorsiona su posición real.
En contraste, las delegaciones con menor número de divorcios son Milpa Alta, con sólo 18, Tlahuac, con 43 y Cuajimalpa, con 66. En cuanto a número de matrimonios, la delegación líder es Iztapalapa, con cinco mil 541 en el mismo 2008, seguida por Guastavo A. Madero, con cuatro mil 483 y Coyoacán, con dos mil 970.
El origen del 14 de febrero, Día de San Valentín lo encontramos en la época del imperio romano, por el año 270 de nuestra era. En esa época, bajo el reinado del emperador Claudio II, había un sacerdote en Roma llamado Valentín. En ese entonces, el emperador prohibió a los jóvenes casarse y vivir en matrimonio, porque pensaba que solteros y sin familia serían mejores soldados, al no tener compromisos a la hora de ir a la guerra. El sacerdote Valentín consideró injusto el decreto dictado por el emperador Claudio II, por lo que comenzó a celebrar en secreto los matrimonios de los jóvenes enamorados. La “rebeldía” del cura fue descubierta, por lo que se le encarceló y sentenció a ser decapitado el 14 de febrero. Con motivo de esta fecha, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), integró indicadores sobre la situación conyugal de la población, matrimonios y divorcios en el país.
La información de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2009 muestra que en el país, seis de cada diez personas de 15 años y más están casadas o en unión libre; tres se encuentran solteras, y una es separada, divorciada o viuda. Mientras que las mujeres tienden a permanecer sin pareja una vez que se disolvió su vínculo conyugal, los hombres en general vuelven a unirse, lo cual se refleja en la menor proporción de hombres separados, divorciados o viudos.
En 2008, los procesos de divorcio concluidos ascendieron a 81 mil 851, esto es por cada 100 enlaces registrados hubieron 13.9 divorcios. Esta relación ha mostrado una tendencia creciente en los últimos tres lustros y su punto más bajo lo tuvo en 1994 (5.2 por cada cien). Entre 2000 y 2008 el monto de matrimonios se ha reducido en 16.7%, mientras que los divorcios se han incrementado de manera significativa, esto es 1.7 veces (en 2000 se registraron 707 mil 422 matrimonios y 46 mil 481 divorcios).
De las parejas que se divorciaron en 2008, 28.7% estuvieron casados cinco años o menos, 19.8% las que permanecieron unidas entre 6 y 9 años, y prácticamente la mitad proviene de un matrimonio con una duración social2 de 10 años o más (50.6%).3 Con esta distribución se tiene que la duración media de los matrimonios que disolvieron su vínculo de manera legal es de 12.4 años, esto es 1.6 años más que en 2000 cuando las parejas que se divorciaron duraron casadas alrededor de 10.8 años.

comentarios

Artículos relacionados