Ciudad de México, octubre 18, 2021 18:10
Libre en el Sur

El túnel oscuro del Metro 12

Ojalá pudiésemos festejar que el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard haya abierto un portal en Internet para “transparentar” la información relativa a la realización de la Línea 12 del Metro. Pero no. Porque lo que consta hasta ahora es que el gobierno capitalino, a través del Proyecto Metro, esgrime para negar esa información argucias tan absurdas y de chistorete televisivo como la de que si la gente conoce las características de las nuevas estaciones del Metro se abriría la posibilidad de un atentado… ¡como en Madrid!

No es sarcasmo. Me refiero al texto que ‘Libre en el Sur’ publica en su versión impresa de este julio, referente a que el Proyecto Metro del Distrito Federal alegó razones de “seguridad” para ocultar la información acerca de la construcción de la estación Ermita de esa ‘Linea Dorada’. Este periódico ha publicado que vecinas de las colonias Ermita y Miravalle sufren un verdadero calvario por la construcción de la estación, y que ellas exigen el cambio de los accesos, tan cercanos a sus viviendas que aún cuando no se concluye su construcción ya les provocaron daños estructurales que pueden constatarse en múltiples fisuras. ‘Libre en el Sur’ buscó entonces que las autoridades competentes precisaran, a través del sistema electrónico de información pública, las características, ubicaciones y medidas de esos accesos. No parece casual que el Proyecto Metro del DF haya decidido negar la información tras esas denuncias, cuando antes sí aportó información, incluso los planos, acerca de las estaciones que se ubicarán en las proximidades de Insurgentes Sur y el Hospital 20 de Noviembre.

Este es el argumento esgrimido por Rosa Estela García Wheeler, subdirectora Jurídica y encargada de la Oficina de Información Pública del Proyecto Metro, del 18 de junio pasado: Su Comité de Transparencia determinó reservar la información porque hay antecedentes terroristas en el mundo, “pruebas de daño” que advierten sobre el riesgo de que al dar información acerca de las estaciones se incumpla “la premisa fundamental” de un servicio eficaz y seguro a los usuarios, según diversas disposiciones legales (respuesta a la solicitud 325300031610). Y es que, pone el documento, los atentados en Madrid “ocasionaron además de casi doscientos muertos y más de 1550 heridos, la suspensión de servicio para todas las líneas de origen y destino a la capital, caos y desconcierto general de la ciudadanía”.

Bien valdría la pena que el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard hubiese aclarado entonces que hay excepciones antes de asegurar que en el nuevo portal del Metro 12 se abrirá toda la información. ¿O será que alguien en el Proyecto Metro está mintiendo o trabajando contra sus órdenes? Sonó bien lo dicho por el jefe de Gobierno: que es su compromiso tener “los más altos estándares de transparencia en toda las obra”. Nos gustaría festejar esa “transparencia”, de veras que sí. Pero todavía no la vemos.

Cubilete

Pablo Gorgé, el consecuente dirigente vecinal que cobró relevancia con su lucha contra el pozo hidráulico que el GDF intentó imponer en el parque de San Lorenzo en alianza con el entonces jefe delegacional “panista” Germán de la Garza, nos invitó –junto con diversos líderes vecinales y los diputados locales por Benito Juárez— al estreno de la obra ‘Cómo envejecer con Gracia’, en el Teatro San Rafael. Ahí, Susana Alexander y Norma Lazareno, bajo la dirección de la primera, realizan un muy plausible esfuerzo actoral. Si bien se trata de una puesta del teatro comercial, no se puede desdeñar el fondo de una comedia de tipo inglés que no es, debe entenderse, una sucesión de chistes, sino esa historia de gracia que tiene la desgracia. La soledad cuando se envejece no es ninguna banalidad y ella es inherente a todos. Se puede uno reír de la propia existencia, pero hay que tomarse muy en serio la reflexión a que nos convoca, sobre todo en tratándose de nuestra comunidad juarense, compuesta en gran parte por personas de la Tercera Edad.

—–

Cuando ya se disponía la gente a acudir a disfrutar de un Xochimilco juarense en el Parque Hundido, pausaron las lluvias torrenciales. Lo que sí, de permanecer sin un desague adecuado, en la siguiente tanda de chaparrones esa joya verde podría terminar con lirio acuático y ajolotes. Bueno, hasta nos convertiríamos en salvadores de especies en peligro de extinción. Feliz veraneo, como sea.

comentarios

Artículos relacionados