Ciudad de México, octubre 21, 2020 10:47
Libre en el Sur

En la BJ sí hay pobres… pero nadie los ve

Nueve de cada cien habitantes de la demarcación juarense son pobres, según la estadística oficial. Pero lo más sorprendente de todo es que, en esta zona a la que se ha comparado por su desarrollo humano con ciudades de Israel, Alemania o España, más de 120 mil personas se encuentran vulnerables por carencias sociales.

Por Francisco Ortiz Pardo

Contrariamente a la imagen que se tiene del “mejor lugar para vivir”, en la Delegación Benito Juárez 150 mil personas padecen alguna carencia social. Entre la vorágine consumista en los centros comerciales, la vida cotidiana que se despliega en los parques de la demarcación con escenas similares a la de algunas ciudades europeas y los cientos de comensales que llegan cada día a sus restaurantes en autos de lujo, se hallan casi 22 mil personas que no tienen acceso a la alimentación. Pero nadie los ve.

La falsa idea de que en la demarcación juarense no hay pobreza, ha provocado efectivamente que los diferentes niveles de gobierno desatiendan a esta población vulnerable y que los programas sociales se enfoquen en las delegaciones donde las carencias son más visibles. Un dato resulta elocuente: En el lapso comprendido entre 2012 y 2015 prácticamente hubo nulo avance en el índice de desarrollo social en la demarcación (una centésima para ser exactos), según los resultados de un estudio del Consejo de Evaluación del Desarrollo Social de la Ciudad de México.

De tal forma, las cifras permanecen prácticamente inalteradas con respecto a lo estimado por el Consejo Nacional de Evaluación del Desarrollo Social (Coneval) en 2010, donde se situó a la DBJ con 9 por ciento de población pobre, que equivale a 28, 653 personas. Más aún, en el “municipio o su equivalente con mayor desarrollo humano del país”, según establece el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, 1,179 personas se encuentran en niveles de pobreza extrema.

De acuerdo con esos datos, que son los más actualizados, más de 120 mil personas se encuentran vulnerables por carencias sociales y 19,014 presentan al menos tres carencias sociales. La estadística es sorprendente: poco más de 124 mil juarenses –que equivalen al 37.9 por ciento de la población total— tienen restricciones a la seguridad social; y otros 94 tienen limitado el acceso a la salud. 12 mil personas permanecen con rezago educativo y 17 mil sufren carencias en calidad y espacios de la vivienda.

Por si fuera poco, 39 mil hombres y mujeres tienen ingresos inferiores a la “línea de bienestar”. Y todavía hay algo más abajo: los 4,890 habitantes de la BJ con ingreso inferior a la “línea de bienestar mínimo”. La miseria, pues. En contraste, la Delegación Benito Juárez ejerce un presupuesto anual que sobrepasa los 1,500 millones de pesos…

comentarios

Artículos relacionados