Ciudad de México, diciembre 5, 2021 01:40
Libre en el Sur

Escasea agua en Del Valle Sur y Tlacoquemécatl por disminución en suministro del Sistema Cutzamala

Gran parte de las colonias Del Valle Sur y Tlacoquemécatl Del Valle, en el surponiente de la delegación Benito Juárez, padecen escasez de agua potable desde hace cinco días, lo que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (ASACM) atribuye a una disminución del nivel de agua que dota el Sistema Cutzamala a esa zona de la capital.

Reportes del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) indican que desde el domingo pasado, en domicilios de las colonias Del Valle Sur y Tlacoquemécatl del Valle, en la Delegación Benito Juárez, sufren un desabasto de agua de entre el 50 y el 60 por ciento, según reporte del diario ‘Reforma’ recogido por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CMDA)..

Evaristo Álvarez, ingeniero del área de información del Sistema de Aguas, informó al rotativo que la escasez es causada porque los niveles de los tanques de la Colonia Santa Lucía y de la bifurcación El Judío, ubicados en la Delegación Álvaro Obregón, han descendido. Ambos son abastecidos por el Cutzamala y desde ellos se lleva agua a gran parte de la Benito Juárez, a través de una línea de 20 pulgadas que corre a lo largo de la Avenida Amores. El técnico explicó que el problema es añejo, pues en el Poniente no existen tanques de almacenamiento, ni de bombeo, que alimenten la red de distribución.
“No es que falte totalmente, sino que el bombeo está disminuido. El agua sí llega a la planta baja de las casas, pero no está llegando a los segundos o terceros pisos”, indicó Álvarez.

Aseguró que este problema se agudiza entre las 15:00 y las 05:00 horas del día siguiente, cuando la demanda de agua es mayor y, en consecuencia, baja la presión.
Sólo el pasado jueves, el SACM recibió 25 quejas de vecinos que dijeron no tener agua potable o tener un suministro débil. Diana Cabrera, vecina de Tlacoquemécatl Del Valle, aseguró que la falta de agua y las bajas temperaturas que se han registrado en la Ciudad dificultan sus actividades cotidianas. “Es imposible bañarte a jicarazos con el frío que hace. No se puede, porque después te sale más caro pagando consultas y medicinas”, comentó a ‘Reforma’. Diana y otros vecinos de Gabriel Mancera comenzaron una colecta para contratar pipas, cuyo costo ronda los 900 pesos. La Delegación Benito Juárez aseguró que si los vecinos lo requieren, están a su disposición las pipas para emergencias.

comentarios

Artículos relacionados