GERARDO AVENDAÑO, enviado

MORELIA. La Noche de las Ánimas o Animecha Kejtzitakua, en purépecha, es el corazón de una tradición en torno a los muertos que se celebra en la región del lago de Pátzcuaro, Michoacán, y en todo México, cuyo ambiente de misticismo y calidez la colocaron como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Esta expresión viviente de cultura consiste en que la comunidad espera el tránsito de las ánimas de los difuntos, quienes de acuerdo con la cosmovisión indígena, regresan al mundo de los vivos para convivir con sus familias que los reciben con ofrendas de alimentos, flores y velas en su honor.

Noche de ánimas. Tradición purépecha.   Foto: Cuartoscuro.

 

El estado de Michoacán preparó para este año un programa con más de 700 actividades en torno a esta tradición ancestral de Día de Muertos, que se celebra el 1 y 2 de noviembre.

En la ribera del lago de Pátzcuaro y en algunas otras comunidades purépechas se espera recibir 174 mil visitantes, aproximadamente seis por ciento más con respecto a 2018 y se prevé una derrama económica de más de 148 millones de pesos.

Las actividades centrales son la “velación de los angelitos”, que se lleva a cabo desde la noche del 31 de octubre y la “velación de los difuntos adultos”, la madrugada del 2 de noviembre, realizada en los diferentes cementerios de las comunidades.

No obstante, la tradición comienza desde una semana antes con el corte del cempasúchil en los campos de flores de Tarímbaro y Copándaro.

Desde inicios de octubre las extensiones de tierra en estos municipios se cubren de amarillo, el color representativo de la festividad de Día de Muertos que hace alusión a la luz que ilumina el camino de los difuntos.

Esta flor tapiza los altares y las tumbas en estas fechas dando la bienvenida a los seres queridos que dejaron este mundo.

En la comunidad de El Colegio, municipio de Tarímbaro, el señor Eladio Vázquez Torres y sus cuatro hermanos sembraron este año media hectárea de cempasúchil. Desde hace 30 años trabajan la tierra que heredaron de sus ancestros; las labores inician desde el 10 de junio cuando germinan la semilla que sacan de las mismas flores del año anterior.

También plantaron terciopelo, nube, girasol y una variedad llamada “miguelitos”, parecida a la gerbera, lo que crea un mosaico de colores encendidos que contrasta con el paisaje verde de los cerros de la región y otorga el carácter festivo a una celebración dedicada a la muerte.

Del más allá a Janitzio.       Foto: Cuartoscuro.

 

“Ha crecido la producción, regularmente plantábamos de 15 a 20 surcos, ahora plantamos más, esta temporada fueron 40 surcos de cempasúchil. Nada más que el clima nos ha afectado bastante, estaba muy bien pero desgraciadamente llegaron las lluvias y puede haber perdidas”, declaró Eladio Vázquez, en entrevista con Notimex.

Comentó que, aunque la producción aumentó, en El Colegio los cerros ya no se cubren de flores como antes debido a la deforestación y la falta de agua. En su caso su terreno requiere de 10 horas de riego que le cuestan 500 pesos.

El municipio administra el pozo que utilizan los agricultores, la hora vale 50 pesos; en todo el rancho hay al menos 80 hectáreas de cultivo.

Eladio Vázquez comentó que las ganancias no son cuantiosas, pues el ramo de cempasúchil lo venden en 30 pesos; hay temporadas que ya con la mano de obra invertida sólo obtiene cinco mil pesos por toda su flor.

Sin embargo, aseguró que es su pasión cultivar las flores que visten el Día de Muertos y por ello no le faltan clientes.

Explicó que no reciben apoyo gubernamental de ningún tipo y añadió que con un mínimo esfuerzo de las autoridades la producción aumentaría.

Sobre la situación de inseguridad que vive el estado, Eladio Vázquez Torres manifestó que hasta el momento “no tenemos problemas de extorsión nos dejan trabajar gracias a Dios. El día que me toque yo dejo todo”.

Por otra parte, el municipio de Copándaro cuenta con 100 hectáreas dedicadas al cultivo de cempasúchil y este año se prevé una producción de hasta mil toneladas que serán distribuidas a nivel estatal en municipios como Morelia, Pátzcuaro, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Ario de Rosales y entidades como Guanajuato.

A partir de este 31 de octubre, en las comunidades de Michoacán se elaboran arcos monumentales con cempasúchil, en las casas y en los panteones las personas comienzan los preparativos para “recibir” a sus muertos.

Para este año en Morelia se expondrá una serie de altares monumentales en las plazas y habrá diferentes actividades alusivas a la fecha en el Centro Cultural Clavijero.

La Secretaría de Turismo estatal informó que tanto la reservación como la ocupación hotelera para Morelia y Pátzcuaro se encuentra en un 100 por ciento para la Noche de las Ánimas, sin reporte de cancelaciones.

En Pátzcuaro, lugar emblemático de la celebración, se esperan para el 1 de noviembre tres mil visitantes, por lo que desde el fin de semana pasado se implementó un operativo de seguridad con la participación de las policías Municipal, Estatal y Federal, así como elementos de la Guardia Nacional, además que habrá ley seca en el municipio.

En las islas de Janitzio, Pacanda, Jarácuaro, Yunuén y Tecuén se lleva cabo una celebración llena de solemnidad, donde los pescadores del lago, conocidos como mariposeros, ofrecen a lo largo de la noche una exhibición de su técnica para pescar.

Las embarcaciones con capacidad de 75 personas brindan servicio a los turistas todos los días.

Los panteones más visitados durante la noche del viernes 1 de noviembre son los de Santa Fe de la Laguna, Quiroga; La Pacanda, en Pátzcuaro; Arocutín, en Erongarícuaro; Tzintzuntzan y Cucuchucho, en Tzintzuntzan.

En Tzintzuntzan, el mismo 1 de noviembre también se puede disfrutar la obra de teatro “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla, en la capilla abierta de la Huatápera.

En Pátzcuaro, el 1 de noviembre, en la Basílica de Nuestra Señora de la Salud, se realizará el concierto de Noche de Ánimas, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Michoacán. Mientras que en Morelia mañana viernes se llevará a cabo el Desfile de Catrinas y Catrines, a partir de las 18:00 horas.

De igual forma, en el municipio de Uruapan se desarrolla el 12 Festival de Velas con más de 80 eventos, donde se espera la asistencia de 50 mil asistentes en los ocho días de actividades, entre la que destaca el encendido de 55 mil velas en la explanada municipal.

Con el fin de difundir todos estos eventos, la Secretaría de Turismo del estado lanzó la aplicación móvil Noche de Muertos con información turística, programa general de actividades, servicios como sanitarios, estacionamientos y bancos.

En los municipios de Pátzcuaro, Tzintzuntzan, Quiroga, Santa Fe de la Laguna y Erongarícuaro, instalarán dispositivos que brindarán Información más específica, además de 42 módulos de información turística.

NOTIMEX.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts