Ciudad de México, octubre 1, 2022 22:58
Seguridad pública

Exhibe el periodista Jorge Ramos a AMLO como ‘el Presidente con más muertos en la historia’

Muestra que en cuatro años de gobierno el número de asesinatos supera ya al registrado con Peña Nieto y Felipe Calderón

El Presidente contesta que sus adversarios quieren que haya muertos; “ellos son los que quieren que nos vaya mal para que fracase nuestro proceso de transformación”, dice.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

El periodista Jorge Ramos, de Univisión, exhibió en la conferencia de prensa matutina de Palacio Nacional la mañana de este jueves a Andrés Manuel López Obrador como “el Presidente con más muertos de la historia”.

Con cifras oficiales, del propio gobierno, mostró cómo a cuatro años de asumir el poder el número de homicidios dolosos registrados durante su gobierno en el país supera ya el de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y el de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012).

En respuesta, el Presidente  afirmó que sus adversarios quisieran muertos, aunque sea irracional, “Sí hay quienes quieren muertos, cómo no”, dijo.” Mis adversarios, nuestros adversarios, los que no quieren la transformación, quisieran muertos. O sea, los deseaban en la pandemia y los desean también en seguridad”.

Ante la insistencia de Ramos, que llevaba en una cartulina las cifras de homicidios correspondientes a cada uno de los tres gobiernos, agregó:

“Y desean que le vaya mal al País para que nos vaya mal a nosotros. Aunque sea irracional, porque están muy ofendidos, porque se sentían los dueños de México. Ellos son los que quieren que nos vaya mal para que fracase nuestro proceso de transformación”.

El también articulista de Reforma, periódico al que López Obrador definió nuevamente como “el boletín del neoliberalismo”,  expuso que, de acuerdo con cifras oficiales, en lo que va del sexenio actual suman 126 mil 206 los homicidios dolosos, cifra más alta que los asesinatos que hubo en todo el sexenio anterior (124 mil 478). Y en el de Calderón Hinojosa (121 mil 683)

“Más que los 121 mil de Calderón. Esto lo que significa, señor Presidente, a pesar de las cifras que nos ha dado, que su estrategia de seguridad no ha funcionado, la militarización no ha funcionado, su propuesta con la Guardia Nacional, por eso muchos se oponen a ella”, le insistió Ramos. .

“El problema, señor Presidente, es que, si usted no corrige, las cosas se van a poner mucho peor. Yo sé que usted dice que vamos bien, pero si no hay una corrección y siguen matando 84 mexicanos por día, (…) va a haber 191 mil muertos al final de su  sexenio”.

El Presidente respondió que hay una reducción en el número de homicidios y argumentó que es cosa de cómo presenta los datos el periodista y cómo considera su Administración que deben darse a conocer.

Este fue el ríspido diálogo entre el mandatario y el periodista, que por cuarta ocasión asiste a la conferencia matutina de López Obrador, recogido por el diario Reforma:

“No coincido contigo, no estoy de acuerdo y considero que no tienes razón. Todo tiene una explicación. Hemos logrado una disminución en el tiempo que llevamos de cómo encontramos la incidencia delictiva en homicidios de menos 10.6 (por ciento)”, dijo el tabasqueño.

–Pero es que tienen más muertos en cuatro años que en los últimos dos sexenios anteriores. O sea, que los resultados no están ahí–, indicó Ramos.

–Bueno, por esto que encontramos (niveles altos de violencia). Con relación al último año de Peña Nieto mínimo es una disminución del 2 por ciento”, le contestó el Presidente señalando una gráfica del comportamiento de los homicidios en los últimos sexenios.

–Pero es que tiene 84 muertos por día y si esto lo multiplicara por los 25 meses que le quedan, va a haber 191 mil muertos. Eso es una emergencia nacional, esto es una crisis.

–No, porque, ¿sabes qué, Jorge? Cuando estuviste la vez pasada que planteaste lo mismo yo tenía alguna duda; ahora no, porque ya empezó a dar resultados nuestra estrategia, que lleva tiempo atender las causas.

El Presidente afirmó que seguirán disminuyendo los homicidios y otros delitos como el secuestro, por lo que se siente tranquilo y optimista, y no va cambiar la estrategia de seguridad.

–Pero es que no debería de estar tranquilo, yo creo que esta es una emergencia nacional–, insistió Ramos.

–No, no, no. Tendría yo muchos problemas con mi conciencia, con mi tribunal principal, que es mi consciencia, si yo estuviese mintiendo. Pero te voy a dar un dato. Si las cosas estuviesen muy mal, como tú lo estás planteando.

–Es que 126 mil muertos es muy malo…

–Por eso. Si estuviesen, así, realmente y estuviese fallida la estrategia nuestra en materia de seguridad, a ver, ¿por qué no pones una encuesta de cómo nos está apoyando, respaldando la gente? Segundo lugar a nivel mundial. Ofrezco disculpa”.

El Presidente insistió en defender su estrategia de seguridad al afirmar que se está haciendo un trabajo profesional todos los días que está dando resultados.

–Pero es que ya es el Gobierno más violento y usted no quiere pasar a la historia como el gobierno de los muertos, el gobierno de la violencia–, indicó Ramos.

–No, no, no, pero no es cierto, no es cierto lo que tú dices, no, no, no. Yo, nada más, si fuese así…

–No, en cifras reales, señor Presidente.

–No, en cifras reales, no. Si fuese así, tendríamos todas las denuncias de la Comisión de Derechos Humanos.

 –No hablo  de homicidios de Estado, hablo de homicidios dolosos…

–Ya te lo expliqué. Nada más que el grupo Sinaloa, el grupo Jalisco, el Cártel de Los Zetas, el Cártel del Golfo, el Cártel de Guanajuato, todo eso se creó en los gobiernos anteriores cuando se les protegía, cuando había complicidad, cuando había contubernio entre delincuencia y autoridades”.

–Los resultados, el problema es resultados, no el número de reuniones.

–Ah, no, son muy buenos, muy buenos.

Ramos preguntó a López Obrador si estaría de acuerdo en una convención nacional contra la violencia con expertos de México, de Estados Unidos y de todo el mundo.

–Sí  –contestó el Presidente–, en eso no hay ningún problema, pero por lo general los expertos no coinciden con nosotros, comentó el Presidente.

–Pues es que con tanto muerto…

–No, porque ellos no están a favor de nuestra estrategia–, reviró López Obrador.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas