Ciudad de México, julio 24, 2021 02:40
Ciudad de México

Causaron prisas de Ebrard por entregar la obra colapso de L-12, documenta NYT; ‘parte de premisas falsas’, responde el canciller

STAFF/LIBREEN EL SUR
El influyente diario estadunidense The New York Times, publica este domingo como nota principal de su primera plana, un informe sobre el accidente de la Línea 12 del Metro capitalino, según el cual habría colapsado porque clavos de acero vitales para sostener el viaducto elevado no fueron soldados de manera adecuada, entre prisas por inaugurar la obra antes de terminar el sexenio de Marcelo Ebrard como Jefe de Gobierno de Ciudad de México.

Resume: Obra de mala calidad. Mucha prisa y planes presidenciales. Descuidos graves. Eso llevó directo a la tragedia, dice el rotativo en la información que acompaña con una fotografía del área derrumbada en Tláhuac.

En respuesta, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón hizo pública este domingo por Twitter una carta en la que afirma que el periódico neoyorquino “parte de premisas falsas” para fundamentar su información. Aseguró que la investigación de la tragedia exige “una investigación “radicalmente imparcial y escrupulosamente técnica, cuya finalidad sea el descubrimiento de la verdad”.

Sin embargo, la investigación de The New York Times dice que está basada en documentos gubernamentales que abarcan varios años, entrevistas con personas que trabajaron en la construcción y análisis de la evidencia del lugar del siniestro realizado por expertos.

“Ha encontrado graves fallos en la construcción del metro que parecen haber causado directamente el colapso. La tragedia ya se ha convertido en una crisis política que podría afectar a dos de las figuras más poderosas del país: Marcelo Ebrard, el Secretario de Relaciones Exteriores, y Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo”.

El medio estadounidense, que destacó a ocho de sus reporteros a la investigación, tomó cientos de fotografías en la zona cero, casi a la altura de la Estación Olivos, donde el 3 de mayo una trabe colapsó y con ella los últimos vagones de un tren que iba pasando con dirección a Tláhuac, provocando la muerte de 26 personas y 100 lesionados.

Explica el rotativo que envió las evidencias a expertos en ingeniería, y “todos llegaron a la conclusión de que los clavos fallaron debido a que no estaban bien soldados por lo que, ante el peso de los trenes, que además no eran los adecuados, la estructura cedió”.

“Debajo de las vías, la línea se mantenía unida con clavos en forma de perno. Al soldarse en acero y ser cubiertos en concreto, se creó una estructura que era más fuerte que cualquier material por sí solo.

“La resistencia del viaducto elevado dependía de estos clavos, que tenían la función de ser conectores esenciales para que la estructura permaneciera intacta”, explica el reportaje. las soldaduras de acero que mantenían todo junto eran demasiado débiles, provocado que el tramo elevado de la Línea 12 fuera incapaz de soportar el peso de los trenes.

“Los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto -y que servían como base de toda la estructura- parecen haber fallado debido a soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el choque.

“En su prisa por terminar, el Gobierno de la Ciudad demandó que las compañías constructoras abrieran el metro antes de que terminara la Jefatura de Gobierno de Ebrard en 2012”, asegura el reportaje. Esta presión provocó “trabajos frenéticos” que comenzaron antes de que se terminara el plan ejecutivo de la obra, lo que inevitablemente derivó en una Línea defectuosa desde el inicio, agrega.

comentarios

Artículos relacionados