Los tres diputados del ALDF que mantienen “secuestrado” el fondo de reconstrucción de la Ciudad de México decidieron gastar 539 millones de pesos de esa bolsa en burocracia de cinco dependencias capitalinas; es decir, los recursos irán a salarios o contratación de más empleados de gobierno.

Esta decisión, que contraviene disposiciones administrativas y viola la Ley Electoral vigente,  fue tomada de manera arbitraria por el panista Jorge Romero Herrera y los perredistas Mauricio Toledo Gutiérrez  y Leonel Luna Estrada.

La suma asignada a “servicios personales” representa 93 millones más que el presupuesto a vivienda nueva para personas vulnerables y tres veces lo presupuestado al arreglo del drenaje o a los créditos de reparación de vivienda.

Mediante un oficio fechado el 15 de febrero dirigido al entonces comisionado para la reconstrucción Ricardo Becerra, el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna, solicitó a la secretaría de Finanzas de la Ciudad aplicar cinco mil millones de pesos del fondo de reconstrucción.

De esta suma, se etiquetaron a través del Capítulo 1000 de sueldos y salarios, 120 millones de pesos a cada una de las Secretarías de Desarrollo Social, Medio Ambiente, Obras y Servicios y de la Agencia de Gestión Urbana, además de 50 millones más para la Secretaría de Finanzas y nueve  millones de pesos a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda para personal de apoyo para seguimiento a la reconstrucción.

El Capítulo 1000 agrupa las remuneraciones del personal al servicio de los entes públicos como sueldos, salarios, dietas y honorarios asimilables al salario.

 

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts