Ciudad de México, mayo 26, 2024 16:02
Laura Ballesteros Opinión

‘Te hablamos a ti, Claudia’

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Mujeres activistas, científicas, políticas, académicas, comerciantes, especialmente víctimas, acudieron al Palacio de Gobierno de Ciudad de México, para entregar a Claudia Sheinbaum un decálogo de demandas de gobierno con perspectivas de género.

POR LAURA BALLESTEROS MANCILLA

La Ciudad de México, y su gobierno, tienen una deuda pendiente con las mujeres que vivimos y transitamos en ella, ya que contrario a las declaraciones oficiales, no estamos siendo gobernadas con políticas publicas con enfoque de género. El reclamo es claro, buscamos transversalidad, la justicia para todas no es cuestión de un solo nicho. En una Ciudad donde la gobernante es mujer, resulta aún más reveladoras las agendas estratégicas y la visión de igualdad y justicia de quien está al mando de la ciudad, y dado que la política no se declara, se hace, resulta preocupantes las cifras crecientes de feminicidios, violencias y de mujeres víctimas.

Es por ello que el pasado martes 21 de marzo, mujeres activistas, científicas, políticas, académicas, comerciantes, especialmente víctimas, acudimos al Palacio de Gobierno de la Ciudad de México, para entregar a Claudia Sheinbaum un decálogo de demandas de gobierno con perspectivas de género, sobre situaciones diversas en donde su gobierno ha violentado derechos y garantías, y en donde se requiere una ruta de reparación y cambio de dirección. Este bloque de feministas de la Ciudad de México, busca trabajar en las causas no atendidas, las demandas no solucionadas, y especialmente contribuir a la construcción de espacios de visibilidad para las voces de quienes han sido ignoradas por el gobierno en sus demandas. Por su naturaleza de capital del país, año tras año hemos visto fortalecerse las voces y movimientos con demandas nacionales, dejando un espacio por ocupar y para luchar por las demandas de este territorio, uno que parece olvidado para sus propias autoridades.

Tantas mujeres han muerto y desaparecido ante la negligencia y falta de respuesta de los distintos niveles de gobierno involucrados, los casos no avanzan en las instancias de justicia, y hay  cancelación y simulación de acciones de gobierno, así como persecución de la protesta y revictimización de mujeres en situación de vulnerabilidad. Creemos que este es el camino para la justicia y un gobierno para las mujeres. Creemos que este es el camino para la justicia y un gobierno para las mujeres.

Por estas razones le hacemos llegar el siguiente pliego de demandas a la mujer que encabeza el Gobierno de la Ciudad, esperando rinda cuentas y confirme su compromiso con quienes hoy somos la mitad de la población. Mismo que hoy queremos compartir con ustedes, lectores, esperando sus comentarios, que sumen causas y voces no atendidas. No descansaremos hasta tener una audiencia con la Jefa de Gobierno para su solución.

Decálogo de exigencias para un gobierno con perspectiva de género

  1. Ni una menos. Exigimos una disculpa pública al Gobierno de la Ciudad de México por las víctimas de feminicidios en esta Ciudad por la falta de políticas de prevención y oportuna atención a sus casos

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública 10 mujeres son asesinadas al día en el país, en la Ciudad de México 73 mujeres al año, representando un alza del 8%.

  1. Somos todas. Pedimos respeto a nuestros derechos y exigimos parar la persecución e intimidación de feministas y defensoras de derechos en la capital del país. 

Exigimos que pare la intimidación  y descalificación a las compañeras de la Antimonumenta de la “Glorieta de las Mujeres que Luchan” y que buscan mantener memoria viva de las deudas actuales que tiene el Estado con miles de víctimas. Así  mismo exigimos que pare el hostigamiento y  la persecución política en contra de mujeres críticas al gobierno  por parte de la Fiscalía de Justicia Local que ha usado   carpetas fabricadas y ha expusto sus datos personales poniéndolas  en peligro.

  1. Rendición de cuentas.. Queremos saber qué ha pasado con la supuesta desaparición del grupo de granaderos capitalinos, mismos han sido usados para reprimir diversas protestas contra mujeres y comunidades originarias.

Las mujeres en la ciudad tenemos memoria, recordamos la marcha del 2020 y ésta última del 2023, donde mujeres fueron atacadas por granaderos con gas pimienta y bombas de humo, apagón de luces durante la manifestación.Exigimos reconocer públicamente estas agresiones y compromiso político con la no repetición de las mismas

  1. Justicia para todas. Queremos que paren las simulaciones en la Fiscalía por casos de agresiones a mujeres y feminicidios.

De los 39 casos de mujeres atacadas con ácido que se han documentado en los últimos 30 años, al menos 18 han sucedido en esta Zona Metropolitana. Con la impunidad como común denominador en el 94% de los casos.

Queremos también coordinación y resultados junto con la Comisión Nacional y Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Del mismo modo exigimos el cumplientos de las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en materia de violencias graves y feminicidios ,

5.- Igualdad y cuidados. Es urgente que se instalen escuelas de tiempo completo y guarderías, para que las mujeres podamos ejercer nuestro derecho a trabajar y en muchos casos, sacar adelante a la familia.

Ante la desaparición de las responsabilidades del Gobierno como un ente obligado a las labores de cuidado, miles de mujeres han visto aumentada la carga de trabajo, sin opciones ofrecidas por el gobierno local.

6.- Las calles, el transporte y la ciudad es nuestra. Somos la mayoría de los viajes de la Ciudad, alto al austericidio y la militarización en el transporte público, exigimos un Fondo para aumentar recursos para seguridad hacia las mujeres en el Metro y espacio público; así como en los taxis y microbuses. En estos espacios ha aumentado la desaparición de mujeres y los feminicidios, los acosos y las violencias, por ello urge replantear las calles y hacerlas completas, iluminadas, con respuesta inmediata de la policía, y priorizando a las peatonas.

Según la Encuesta Orífen Destino 2017, el 53% de los viajes son realizados por mujeres. De los cuales el 65% los hacemos en transporte público y caminando, con un promedio de 4 a 6 trayectos diarios. Esto quiere decir que somos las principales ocupantes de las calles, y por ende estamos mayormente expuestas a la inseguridad y violencias. Según datos de este Gobierno 8 de cada 10 mujeres cambian su manera de vestir de acuerdo al modo de transporte que usarán, y el 83% ha sido víctima de algún tipo de acoso. Tantas mujeres han sido asesinadas, y tantas como víctimas viales. A esto debemos sumarle el austericidio al que ha sido expuesto el Metro de la CDMX, con más de 2 mil millones de pesos en recortes y 3 mil millones en subejercicios. 36 personas han perdido la vida.

7.- Servicio de Limpia Digno. Queremos el reconocimiento de las más de 10 mil personas trabajadoras voluntarias que limpian a diario la ciudad. El gobierno se ha empeñado en usar el término voluntarias o meritorias, para negar la relación laboral que ya existe con estas personas, habiendo un alto porcentaje de mujeres entre ellas, especialmente en el barrido manual.

Aunque muchas de estas personas trabajadoras dependen de las alcaldías, la creación de plazas de base y con dígito sindical, depende del gobierno de la ciudad. La Jefa de Gobierno ha reconocido públicamente que tiene una deuda pendiente con ellas, pero no ha hecho nada al respecto. Mientras tanto, las mujeres voluntarias carecen de contrato, salario, seguridad social y cualquier otra prestación laboral, además quedando completamente desprotegidas en casos de acoso laboral o sexual.

8.- Comercio en el espacio público. Exigimos la expedición de la Ley de personas trabajadoras no asalariadas, prestadoras de servicios por cuenta propia y comerciantes, misma que está congelada por el Congreso de la Ciudad de México. Buscamos interlocución a través de su gobierno, mismo que ha demostrado que no es una prioridad, su grupo parlamentario es indispensable para la aprobación de la misma.

Mientras esa ley no exista, las mujeres comerciantes en el espacio público siguen viviendo la violencia que trae consigo la incertidumbre jurídica, como el desplazamiento de sus lugares de trabajo y robo de sus mercancías. Esto además de la falta de acceso a un servicio de cuidados que les permita dejar a sus infancias en lugares seguros mientras ellas aumentan su productividad laboral. De acuerdo al INEGI, al menos la mitad de las personas que trabajan en la ciudad lo hacen en el empleo informal. Aunque la Constitución de la Ciudad de México desde 2017 dice que toda persona que desempeñe una ocupación en la ciudad, asalariada o no, tiene derecho a  ejercer un trabajo digno.

9.- Presupuesto para la justicia para las mujeres. Atención especial a las Fiscalías Especializadas para la atención integral de violencia y víctimas de feminicidios, y acciones y asignación de presupuesto para las instituciones que se dedican a prevenir, erradicar y sancionar la violencia todo tipo de violencia contra las mujeres

Las mujeres no somos prioridad en el presupuesto de este gobierno. Para 2023, los mínimos incrementos o recortes reales en programas en beneficio a las mujeres son preocupantes: como el de salud materna, sexual y reproductiva (-3%), apoyos para hijos de madres trabajadoras (-3%) y atención a víctimas de violencia (2%). Incluso a pesar del incremento en la violencia en contra de las mujeres, la falta de refugios para víctimas y la eliminación de las estancias infantiles.

10.- Justicia climática para todas. Los efectos del cambio climático son más severos para mujeres, niñas y población vulnerable. Exigimos la declaratoria de emergencia climática en la Ciudad, que esté acompañada de acciones para la resiliencia ambiental y la alimentaria.

El uso de agro tóxicos en el campo que esta contaminando el agua de la CDMX, se sigue sembrando y produciendo monocultivos demandantes de agua en lugares donde no hay. Nuestros ríos son drenajes en vez de ecosistemas saludables, las implicaciones en salud humana son incuantificables. También queremos que se continúen las 100 hectáreas al año del proyecto de Xicoténcat y garantizar el acceso y uso seguro del agua en la capital, porque de cada 4 litros que consumimos por ciudadano, solamente 1 se regreso a los mantos acuíferos, esto es sumamente insostenible.

Suscribimos:

Alexis Gamiño García – Verdad y Resilencia

Verónica Cid del Prado Robles Equidad y sostenibilidad

Helena Jimenez Perferia y acompañamiento a víctimas

Andrea Nava Trabajo sexual y gestión cultural

Ana Helena Saldaña  victima directa de violencia ácida

Mariel Albarran victima indirecta abuso sexual infantil

Martha Luz Cadena activista ambiental.

Gemma Santana – Justicia Climática

Paola Zavala – Paz y Feminismos

Alessandra Rojo de la Vega- Justicia y Seguridad

Tania Espinosa – Derechos Humanos

Laura Ballesteros – Movilidad y Ciudad.

Esperanza Alcantara – Comercio Popular

Ana Elena Saldaña – Justicia para las víctimas

Viridiana Molina – Reinserción y justicia social.

Ana Paola Lara – Derechos Humanos y víctimas.

Tamara Ibarra – Promotora de derechos y cultura.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas