STAFF/LIBRE EN EL SUR

Para evitar problemas de agresión, es vital dar seguimiento a un perro rehabilitado y con signos de maltrato, advirtió la especialista de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Uiversidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Adriana Cruz Frías.

La veterinaria encargada de la rehabilitación de “Borras”, el perro del filme Roma, explicó que en muchos casos se desconocen los motivos por los que fueron abandonados algunos perros, y destacó que es después de la adopción cuando realmente se debe iniciar el trabajo con un entrenador profesional.

Borras. Ejemplo de rehabilitación. Foto: Especial.

 

Explicó que “Borras” fue hallado en situación de calle y presentaba un avanzado grado de desnutrición, bronquitis, problemas de conjuntivitis y sarna, por lo que se le brindó atención médica especializada y rehabilitación con lo que logró salir adelante. Cualquier perro rehabilitado es la estrella familiar, no sólo de una película, subrayó.

La médico veterinaria, quien también es entrenadora canina e integrante vocal de la Asociación Mexicana de Adiestradores de Perros, señaló que algunas organizaciones y casas de adopción ceden a los animales sin antes someterlos a un proceso de rehabilitación.

En un comunicado de la UNAM, dio a conocer que de acuerdo con organizaciones no gubernamentales, en el mundo existen mil millones de perros, de los cuales sólo 250 millones están en calidad de mascotas y los otros 750 millones restantes no tienen dueños.

La sensación de mirar a “Borras” en Roma es la misma que tengo cuando atiendo a otros perros que han llegado en las mismas condiciones a mi consultorio y que fueron rehabilitados, manifestó.

Ellos acaban siendo las estrellas de sus familias; “Borras” resultó ser la estrella de una película, pero para mí es lo mismo, puntiualizó la especialista.

comentarios

Tags:

francisco

Website:

Recent Posts