Ciudad de México, noviembre 28, 2022 18:56
Economía

Inunda guacamole mexicano a EU; cada estadunidense consume cuatro kilos de aguacate al año

Resisten productores mexicanos creciente competencia de aguacateros peruanos, que ofrecen el mismo aguacate Hass 40 por ciento más barato.

Según investigadores universitarios, una persona en Estados Unidos consume ahora un promedio de más de cuatro kilos de aguacate mexicano al año, cifra muy superior a los 450 gramos que se consumían en 1990… y lo come sobre todo en guacamole.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

A pesar de la creciente competencia del “palta” peruano, el aguacate mexicano sigue siendo líder en el mercado estadunidense, particularmente en vísperas del Super Bolwl, cuando el guacamole se convierte en  la botana favorita de los aficionados al futbol americano.

De acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad A&M, de Texas, las importaciones de aguacate Hass procedentes de México, ingrediente principal del guacamole, ascienden ahora a cuatro mil millones de dólares, arriba de los dos mil 500 millones de hace dos años,

Según investigadores de la universidad, una persona en Estados Unidos come ahora un promedio de más de cuatro kilos de aguacates mexicanos al año. Esta cifra es superior a los 450 gramos que se consumían en 1990.

Los aguacates Hass de Perú están dando “mordiscos” al mercado de Estados Unidos, valuado ya en tres mil 100 millones de dólares anuales, que tradicionalmente ha sido dominado por los mexicanos.

Los productores incas han ganado mercado con precios más competitivos que sus colegas mexicanos,   con un precio hasta 40 por ciento más bajo al pagado a productores de México y el cual no incluye los altos márgenes de intermediación, revelan cifras de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) y datos de la Secretaría de Agricultura (Sader).

Su estrategia: vender la “palta” (como se le conoce en Perú al aguacate) a consignación, es decir, cobrando sólo lo vendido y sin tanto intermediario.

El informe, financiado por la Asociación de Importadores de Aguacate Hass de México (MHAIA, por su sigla en inglés), indica que Estados Unidos es el principal importador de aguacates mexicanos, con 1.1 millones de toneladas en 2021, según datos del Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés).

Según un despacho de la agencia Reuters basado en ese informe, la creciente población hispana y caribeña en Estados Unidos ha contribuido a impulsar la demanda.

El “guac”, apodo del guacamole utilizado a menudo en Estados Unidos, ha evolucionado hasta convertirse en un alimento muy apreciado por los estadounidenses de muchos orígenes, dijo Álvaro Luque, presidente de Aguacates de México, una rama de comercialización de la industria del aguacate de México.

“Lo que llamamos el ‘consumidor colosal’ de aguacates en Estados Unidos está relacionado con los hombres no hispanos; estos son los que comen aguacates como locos, los usan en guacamole mientras ven partidos de fútbol”, dijo.

La afición por el guacamole en el vecino país alcanza no solamente al aficionado esdadunidense medio, sino también a personalidaes públicas como el presidente Barack Obama, que incluso en una ocasión reveló su receta personal para preparar la rica botana.

Los aguacates mexicanos crecen principalmente en el estado Michoacán, el único lugar del mundo donde los árboles dan fruto cuatro veces al año. El estado tiene un rico suelo volcánico, precipitaciones saludables y la elevación adecuada para el cultivo, una trifecta de condiciones ideales para el aguacate.

Sin embargo, Michoacán ha sido durante mucho tiempo uno de los estados más conflictivos de México, convulsionado por las guerras territoriales entre organizaciones criminales.

El informe consigna asimismo que en febrero Estados Unidos suspendió temporalmente su programa de inspección de aguacates en el estado después de que uno de sus funcionarios recibiera una llamada telefónica amenazante. A pesar de este contratiempo, la industria mexicana del aguacate no sufrió un gran impacto económico.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas