Contrarrestar la violencia que aqueja a las niñas y mujeres comienza por no normalizar este flagelo en ningún espacio público o privado, y ello es responsabilidad de todos, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández.

La “normalización” de esta violencia urbana en contra de las mujeres, agregó, ha dejado un saldo promedio diario, de 2013 a 2015, de siete feminicidios en México, con un total de dos mil 83: “Lo que significa que, seguramente mientras estamos aquí, en algún lugar del país están asesinando a una mujer”, dijo.

Maltrato a mujeres y niñas. Cero tolerancia. Foto: Notimex.

 

Ramírez Hernández precisó que el organismo investiga actualmente 58 casos relacionados con feminicidios registrados de 2015 hasta septiembre 2018, además de la emisión de dos recomendaciones relacionadas con los casos Narvarte y de Lesvy Osorio.

Al participar en el Primer Foro Ciudad y Mujeres, que se realizó en la Escuela Libre de Derecho, afirmó que todos los casos de homicidio de mujeres en la Ciudad de México deben ser investigados como feminicidios y, a partir de ello, descartar o no ese móvil.

Lamentó que actualmente las indagaciones son al revés, motivo por el cual la comisión investiga 30 casos sólo de este año, los cuales se han incrementado al igual que las denuncias por acoso sexual en el ámbito laboral.

La defensora local advirtió que, de acuerdo con el informe “(In)seguras en la ciudad: las experiencias diarias de niñas y mujeres jóvenes” -de Plan International, que recoge las voces de adolescentes y jóvenes de Madrid, Kampala, Nueva Delhi, Lima y Sídney-, el acoso callejero, piropos, miradas, tocamientos y manoseos en las ciudades, es una situación diaria y normalizada que viven las mujeres.

Con resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), resaltó que de 2011 a 2017, las niñas, adolescentes y mujeres se sienten inseguras en espacios urbanos públicos y privados: casa, calle, escuela y trabajo.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México explicó: “Las mujeres nos sentimos más inseguras que los hombres” en un cajero automático, 86 por ciento contra 77 por ciento; en transporte público, 73 por ciento contra 66 por ciento; en la calle, 71 por ciento contra 64 por ciento, en los centros comerciales, escuelas, e incluso en las casas.

El diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México también da cuenta de una mayor violencia comunitaria como miradas, majaderías, tomar videos y fotografías sin consentimiento, acercamientos desmedidos y robos.

En el foro en el que se analizaron las recomendaciones del Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw por sus siglas en inglés) al Estado mexicano, para la construcción y aplicación de acciones y políticas públicas a favor de las mujeres de la Ciudad de México, celebró la puesta en marcha del registro de violencias en la capital.

NOTIMEX

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts