Ciudad de México, noviembre 29, 2020 10:30
Libre en el Sur

Los Ocean de Jorge Romero: todos cómplices en 2007-2009, todos ‘colocados’ y con sueldazos en 2012

El proyecto de Los Ocean encabezado por el hoy delegado en Benito Juárez Jorge Romero Herrera y basado en la falsificación del padrón interno de miembros del PAN delegacional para controlar la elección de dirigentes y candidatos del partido, tenía no solamente un objetivo político, sino también una explicación económica: todos los integrantes de la secta, que trabajaron en torno a su líder con sueldos pagados por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en la adulteración del listado panista entre 2007 y 2009, gozan hoy de cargos públicos con sueldos que oscilan entre los 48 mil y los 95 mil pesos mensuales.

Todos, excepto uno: Mauricio Tabe Echartea. Él es el escogido por El Fürer, como le llaman sus compinches, para apoderarse de la presidencia del comité directivo del PAN en el Distrito federal, en la “elección” del próximo 8 de diciembre… en la que es candidato único. El sueldo mensual como dirigente del PAN capitalino es de 105 mil 390 pesos, más prestaciones. Todos Los Ocean son también miembros del Consejo Regional del PAN en el DF, que es el órgano elector de la dirigencia capitalina…

Como lo documentó Libre en el Sur en su edición impresa número 112, de noviembre pasado, el grupo de Romero Herrera (auto denominado Los Ocean porque tenían como lugar de reunión –y diversión– una “cantina de mariscos” llamada Ocen Drive, ubicado en la avenida de La Paz 48, en San Ángel) era y es obviamente un círculo cerrado, una facción.

Todos participaron en la adulteración del listado panista de manera corporativa y en la simulación de exámenes de admisión a los adherentes, mientras cobraban en la ALDF como miembros del equipo del diputado plurinominal Romero Herrera, que presidía la Comisión de Juventud. La secta la integran desde entonces Santiago Taboada Cortina quien entre 2006 y 2009 era asesor en la mencionada Comisión; Andrés Atayde Rubiolo, asesor también; Santiago Torreblanca Engell, secretario particular del diputado; Mauricio Tabe Echartea, secretario Técnico de la Comisión; Christian Von Roehrich, asesor y coordinador operativo del módulo de Atención Ciudadana; Luis Mendoza Acevedo, coordinador formal del módulo; y Víctor Manuel Mendoza Acevedo, hermanos de Luis, adscrito también a la oficina de avenida Universidad donde funcionaba el Módulo de Atención Ciudadana del legislador panista.

Hoy, todos tienen cargos como funcionarios públicos o como legisladores:

Jorge Romero Herrera, alias “el licenciado”, es obviamente el que gana más: tiene un sueldo de 95 mil 93 pesos mensuales como jefe delegacional de Benito Juárez.

Luis Mendoza Acevedo, alias El Pater, es director general de la Coordinación de Gabinete y Proyectos Especiales de la Delegación Benito Juárez, con un sueldo de 91 mil58 pesos mensuales. Y es a la vez presidente del Comité Delegacional panista de Benito Juárez.

Andrés Atayde Rubiolo es director de Salud tiene un sueldo de 50 mil 352 pesos.

Santiago Torreblanca Engell, es ahora director de Planeación Estratégica de la DBJ y gana también 59 mil 300 pesos.

Víctor Manuel Mendoza Acevedo está colocado en un puesto clave de la estructura del PAN en el Distrito Federal y del proyecto de Los Ocean:: es nada menos que ¡director de Afiliación del CDR! Y ahí gana 34 mil 215 pesos mensuales.

Christian Von Roehrich y Santiago Taboada Cortina son diputados locales plurinominales ante la ALDF. Ninguno de los dos ganó una elección constitucional. Von Roehrich, a quien Romero Herrera impuso como candidato por el distrito 17, perdió frente a la perredista Dinorah Pizano, pero alcanzó la curul al tener la primera minoría. Cada uno de ellos tiene una dieta de 68 mil 893 pesos mensuales, además de prerrogativas, viáticos, gastos de representación, apoyos logísticos y fondo mensual para su respectivo Módulo de Atención Ciudadana.

Sin pertenecer estrictamente al núcleo de Los Ocean, dos “compañeros de viaje”, incondicionales, que han cooperado con ellos en el trabajo sucio para falsificar el padrón y simular talleres de capacitación para aspirantes a la militancia panista gozan hoy de jugosas canonjías. Emilio Javier Martínez Morales es director general de Administración de la DBJ y gana 91 mil 58 pesos cada mes. Christian Lujano Nicolás, antecesor de Romero Herrera en la dirigencia juvenil del PAN-BJ y en la diputación local, es ahora director general de Participación Ciudadana en la DBJ, con idéntico sueldo: 91 mil 58 pesos. En cambio, Roberto Alfaro Parrilla, que se prestó a todas las manipulaciones del padrón interno a cambio de ser impuesto por Romero Herrera como presidente del Comité Directivo Delegacional de Benito Juárez, hoy ha caído de la gracia de Los Ocean y relegado por ellos, aunque no lo abandonan del todo: está encargado de Proyectos Sociales y Culturales de la DBJ, con un sueldo de 21,708 pesos mensuales. (En la foto, publicada por un lector en Twitter, Jorge Romero (al centro) y Luis Mendoza (extrema izquierda) en fiesta con amigos).

comentarios

Artículos relacionados