Ciudad de México, noviembre 27, 2020 04:39
Libre en el Sur

Lucía Barros Herrera, de 79 años, Reina de la Eterna Primavera 2011 en BJ; la corona Mario Palacios

Lucía Barros Herrera, bisabuela de 79 años de edad, representante del grupo de la tercera edad del Centro de Desarrollo Social “Mixcoac”, resultó electa Reina de la Eterna Primavera 2011 en el tradicional evento de la Delegación Benito Juárez y fue coronada este viernes por el jefe delegacional Mario Alberto Palacios..
La nueva monarca es licenciada en Pedagogía de la Escuela Normal Superior, con poco menos de 35 años de experiencia como educadora y posteriormente profesora de educación primaria. Actualmente ahora es maestra jubilada, dedicada a su desarrollo personal y el de sus compañeras de grupo, impartiendo clases de cerámica y juguetería. Para su beneficio y satisfacción practica Tai Chi y pinta al óleo.
La DBJ informó que Lucía Barros es residente en la colonia Ángel Zimbrón, en la delegación Azcapotzalco, pero desde hace 15 años es miembro activo del Centro de Desarrollo Social de la colonia Mixcoac, en virtud que la Delegación Benito Juárez le brinda la oportunidad de seguir creciendo como persona y convivir con perdonas de su edad, a las que considera su familia.
La nueva Reina de la Eterna Primavera en Benito Juárez es viuda, “madre de seis hijos, abuela de 13 magníficos nietos y siete bisnietos a los que ama con todo su corazón”, manifestó. Dijo que decidió participar en el concurso de la Reina de la Eterna Primavera por el apoyo y entusiasmo manifiesto de sus compañeras; el impulso y cariño incondicional de sus hijos, así como al deseo de vivir una nueva experiencia. Como monarca de las personas adultas mayores, Lucía Barros se dedicará a promover las actividades y beneficios que aportan las diferentes Casas de Cultura de la delegación Benito Juárez a favor de las personas adultas mayores.
Ha pregunta expresa, Lucía Barros Herrera pidió como premios deseados un viaje, así como mayor convivencia con su familia. Del primer deseo, el Club de Rotarios de la Ciudad de México ya lo hizo realidad, al obsequiarle un viaje todo pagado, para dos personas, al pueblo mágico de Taxco, Guerrero; Mientras que su segundo deseo, comenzó a cumplirse hace algunos días, gracias a las felicitaciones, cariño, impulso y entusiasmo, patente en su familia, por participar en este certamen.
Por su parte, las ahora princesas y otrora candidatas competidoras al trono de la Eterna Primavera, Ana María Balderas Gómez y Norma Sáenz Bejarano, recibieron de las firmas patrocinadoras una cena en el mirador del World Trade Center y un bolso de marca, como premio al segundo y tercer lugar del certamen, respectivamente.

comentarios

Artículos relacionados