Ciudad de México, noviembre 24, 2020 03:39
Libre en el Sur

Mancera toma protesta como jefe de Gobierno del DF con histórico respaldo de tres millones de votos; tolerancia y derechos humanos, su compromiso central

Cuatro días después de los disturbios provocados durante las protestas contra el arribo de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de México –lo que dejó un saldo de policías y manifestantes heridos pero también un cúmulo de denuncias sobre detenciones ilegales contra gente inocente– Miguel Ángel Mancera tomó protesta como jefe de Gobierno del DF bajo el compromiso de un gobierno incluyente y para todos, tolerante y que respete los derechos humanos.

Mancera llega al Palacio del Ayuntamiento con un respaldo histórico de más de tres millones de votos. En la emergente democracia mexicana, apenas es el cuarto gobernante de la capital que llega por la vía directa del voto, después de Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. La hoy secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Peña Nieto, Rosario Robles, lo hizo de manera interina entre los mandatos de Cárdenas y López Obrador y el actual senador Alejandro Encinas, después de que López Obrador se convirtió en candidato presidencial en 2006. En total seis políticos han llegado bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática, desde 1997.

Durante el acto de toma de protesta en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con la notoria ausencia del ex candidato presidencial y ex jefe de Gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador, y ante líderes históricos del PRD como Cuauhtémoc Cárdenas y Alejandro Encinas, a quienes agradeció de manera especial su presencia, anunció que llevará a cabo un programa de seguridad llamado “Escudo Centro” con el fin de contar de manera homogénea con instrumentos jurídicos como técnicos para el combate al delito.

Aunque habló de una nueva etapa en la vida política de la ciudad, refrendó la labor de “los gobiernos democráticos y progresistas “que lo antecedieron. “estoy convencido –aseveró– que mandatario no es el que manda, sino el que obedece el mandato del pueblo”. Por ello, ofreció, “daré garantía a la participación ciudadana y escucharé a la gente” y que “lucharemos para que abarque a toda la población, que promueva la tolerancia y los derechos humanos”.

Para consolidar su proyecto, manifestó que es necesario que la capital se transforme para alcanzar su autonomía, a través de acciones orientadas a consolidar la reforma política de la ciudad de México, por lo que llamó a los diversos actores políticos a trabajar para lograrlo: “en esta ciudad todos cabemos y para todos habremos de gobernar”, asentó. (Foto: Lucía Godínez, de la página oficial de Mancera en Facebook).

comentarios

Artículos relacionados