Ciudad de México, diciembre 1, 2020 06:16
Libre en el Sur

Ocupa Benito Juárez segundo lugar del DF en robo de cable y coladeras; pide PAN penas más severas

Benito Juárez ocupa el segundo lugar entre las delegaciones capitalinas –después sólo de Iztapalapa– en incidencia de robo de bienes patrimoniales como cableado de trolebús y luminarias así como de tapas de coladeras y rejillas de piso.

Ante el aumento indiscriminado de estos ilícitos –cometidos por vándalos, quienes posteriormente los venden como fierro fundido y cobre, a precios muy bajos, aumentando con ello la inseguridad en colonias de las 16 delegaciones del Distrito Federal–, el diputado local del Partido Acción Nacional (PAN) Rafael Medina Pederzini (PAN) solicitó reformas al Código Penal a fin de incrementar las sanciones a las personas que se dedican a este ilícito.

Dijjo que en la capital del país se se roban 60 coladeras al mes y el costo de reposición de cada una es de 4 mil pesos, lo que representa un daño económico grave para las finanzas de las delegaciones: La falta de denuncias por parte de la ciudadanía en estos delitos, así como el desconocimiento del modus operandi de los vándalos dificultan su aprehensión, agregó

El legislador panista dijo que “hoy en día son una constante las denuncias de los habitantes de la Ciudad de México sobre el hurto de cableado y tapaderas de coladeras, lo que aparte de incitar el robo a casas habitación representa un gasto considerable para las delegaciones, toda vez que no tienen contemplada una partida especial para atender este problema, y aunque se da respuesta a la demanda, muchas veces ya no hay dinero para hacerle frente”. La situación, agregó dijo, se torna preocupante porque, por ejemplo, en el caso de la sustracción del robo de cableado que alimenta de energía eléctrica a los trolebuses del DF no se cuentan con datos o retratos hablados de los responsables, se desconoce su modus operandi, así como dónde se comercializa e incluso no saben para que utilizan el cable y las herramientas para cortarlo.

Medina Pederzini indicó que tan sólo en el 2008, el Gobierno capitalino registró el robo de 2.81kilómetros de cable, mientras que en el 2010 se sustrajo 20.45 km, un aumento del 627 por ciento. Dicho material equivale a la décima parte de la red, que abarca 213.29 kilómetros y que ha ocasionado pérdidas por 6 millones 125 mil 653 pesos. “Si bien para el gobierno la sustracción de cableado genera perdidas millonarias, las personas dedicadas a esta actividad tampoco obtienen grandes ganancias, pues la venta de un kilo de cable de cobre es de 100 pesos”, dijo.

Las delegaciones que registran el mayor índice de robo son en primer lugar Iztapalapa, seguida de Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Coyoacán, Tláhuac y Azcapotzalco. Al referirse al robo de tapas de coladeras, Medina Pederzini sostuvo que según cifras del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) al año, en promedio, se pierden mil 700 estructuras, de las cuales el 60 por ciento es por robo, un 30 por ciento por caducidad del material, y el resto, por hundimiento. Siendo las delegaciones más afectadas Iztapalapa, Iztacalco, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Venustiano Carranza y Tlalpan.

“La falta de las coladeras provoca lesiones e incluso la muerte tanto a peatones como a automovilistas, estos últimos muchas de las veces enfrentan hasta la perdida total de su automóvil”, puntualizó. Según el SACM, en el Distrito Federal existen 848 mil 200 coladeras y registros, siendo las tapas de pozos de visita de las vialidades y las coladeras las que más se roban, y que convertidas a fierro colado lo venden entre cuatro y 12 pesos. Además el DF cuenta con más de 200 mil rejillas de drenaje, ubicadas en las orillas de las guarniciones. Aseguró que con la adición de la fracción X al artículo 223 del Código Penal para el Distrito Federal se castigará a toda aquella persona que sustraiga indebidamente cualquier tipo de mobiliario urbano que atente contra el buen funcionamiento de la ciudad. Y la reforma quedaría de la siguiente manera: “Respecto a cualquier equipo, componente o accesorio utilizado en la prestación de servicios eléctricos, hidráulicos, de drenaje, alcantarillado o suministro de gas. Medina Pederzini, precisó estar consciente que los trabajos del último periodo ordinario de sesiones de la V Legislatura ya concluyeron, sin embargo, confía en que haya un periodo extraordinario para que se apruebe y dictamine su iniciativa.

comentarios

Artículos relacionados