Ciudad de México, octubre 21, 2020 05:02
Libre en el Sur

Otro engaño, el retiro de ambulantes en la clínica 28 del IMSS, en la Del Valle

El supuesto “operativo” para limpiar de vendedores ambulantes los alrededores de la clínica número 28 del IMSS, ubicada en Gabriel Mancera y San Borja, colonia Del Valle, llevado a cabo hace poco más de tres meses por la Delegación Benito Juárez y ampliamente publicitado, resultó una nueva simulación de la administración encabezada por el panista Jorge Romero Herrera.

En efecto, los puestos fijos metálicos que se dijo habían sido retirados de la calle San Borja, están nuevamente ahí, a pesar del letrero de la DBJ, con el emblema de “Soluciones” que presume que ese es un “espacio libre de comercio ambulante” (FOTO). Son seis puestos fijos, a lo largo de toda la cuadra, en los que se expenden tortas, birria, chorizo, carnitas, fritangas y demás comestibles, así como tres puestos semifijos, dos de tacos y uno de merengues.

Además de dar una imagen deplorable del lugar, los puestos permitidos por las autoridades delegacionales significan, paradójicamente, un riesgo sanitario por las pésimas condiciones de higiene que presentan, justo junto a la reja de un centro de salud.

Romero Herrera, que está a punto de dejar la jefatura delegacional para brincar a una diputación local plurinoiminal en la ALDFm sin necesidad de someterse al voto ciudadano, ofreció durante su campaña electoral de 2015 acabar con el ambulantaje en la demarcación juarense. Lejos de cumplir ese compromiso, ha estimulado la instalación de nuevos puestos metálicos, fijos, conocidos como “grises”, que promueve como prototipos y que tienen un costo de alrededor de 15o mil pesos, incluida una ubicación preferencial.

comentarios

Artículos relacionados