Ciudad de México, octubre 26, 2020 13:12
Libre en el Sur

Parquímetros en la BJ: insensibilidad, torpeza, negocio, ¡o todas las anteriores!

En Benito Juárez, en los últimos 2 años, hemos sido testigos de cómo, políticas públicas que deberían ser bien recibidas, medidas nobles, importantes, y progresistas, se convierten en políticas impuestas por las autoridades y ampliamente repudiadas por los vecinos.

Con el anuncio de la instalación de ciclovías en la delegación, política pública ambientalista, noble, de positivo impacto, las autoridades delegacionales hicieron todo al revés: eligieron una calle nada viable para iniciar esta política, generando una opinión desfavorable, que en lugar de incentivar el uso de la bicicleta, le han ocasionado reclamos diarios al delegado.

Literalmente, imponer esta ocurrencia, le ha afectado la vida a la mayoría de vecinos que viven sobre Adolfo Prieto, y –sin reiterar en argumentos que han sido ya muy señalados por los vecinos- lo único que se ha tenido como resultado, es una ciclovía muy poco transitada, descuidada, dañada, desdeñada por ciclistas, y 400,000 de nuestros impuestos que seguramente habrán sido solamente aprovechados por la empresa que la mal puso, y una calle llena de tráfico con un solo carril, en el que para pasar un par de calles, uno debe contaminar unos 15 minutos, y que desvía a otras calles –como Moras- más tráfico igual.

En ese entonces acudí, como #ciudadanoincómodo a varias reuniones con mis vecinos de la Del Valle. Pena ajena observar como las autoridades delegacionales, enviaron no a un director general, sino a un Jefe de Unidad de Departamento (JUD), algo así como 4º nivel, a atender las solicitud de cientos de vecinos que pedían reubicarla.De un hecho que pudo generar un gran apoyo, cómo el que se está dando en este momento a la llegada de Ecobici a la delegación, la torpeza, insensibilidad y soberbia de las autoridades de no escuchar a vecinos, dieron por resultado la ciclovía fallida de Adolfo Prieto. De la promesa de instalación de ciclovías en las avenidas principales de la delegación, se conformaron con malgastar 400,000 pesos en una.

Pues bien, esa torpeza política, necedad, insensibilidad, y soberbia, de las autoridades de la Delegación Benito Juárez, es la misma que se está observando con el intenso movimiento en contra de la instalación de los Parquímetros en la delegación Benito Juárez. Sumándole también las mismas características a las autoridades del GDF, Ecoparq en este caso.

Y más allá de los argumentos a favor o en contra de los Parquímetros, que han sido como nunca ampliamente debatidos por los vecinos, nuevamente el haz cosas buenas que parezcan malas, dejan en la ciudadanía una percepción cuya dirección indica negocios.

Hago aquí una pausa que para mí ha sido la constante en las reuniones a las que he acudido en diversas colonias de la Delegación, y la opinión que he recibido de mis vecinos que no acuden a las reuniones, pero que se detienen a platicar con uno: la opinión está muy dividida, sin que se pueda afirmar que hay una gran mayoría en pro o en contra de los parquímetros.

Los que están a favor dan argumentos muy válidos, que por supuesto hay que respetar. Sin embargo, también es cierto, son los vecinos que menos acuden a las reuniones, que externan su opinión de manera privada, y que ven una posibilidad de orden en las ya caóticas calles de algunas colonias de nuestra delegación. Argumentos que compartimos.

Los que están en contra, -hay que escribirlo así- han dado una gran muestra de movilización, y de participación ciudadana, que ha crecido y se ha mantenido gracias exclusivamente al liderazgo de vecinos, que legítimamente se preocupan por su entorno. De este grupo, destaco a mis vecinas de la Colonia Acacias, Irma, Carime, Vivian, del Comité Ciudadano, que han estado muy activas y han organizado diversas reuniones con autoridades, con argumentos válidos.

Y, destaco también, a mis vecinos de la Colonia Nápoles, integrantes del Comité Ciudadano, que han dado ejemplo de una real participación ciudadana. Particularmente, Omar, Alejandro y Víctor, me han dado sus argumentos que aquí les comparto:

  1. El jefe delegacional Jorge Romero, prometió una consulta vinculatoria, que hasta el día de hoy, no ha cumplido.
  2. El Comité Nápoles lo estuvo buscando a él, así como también a autoridades del GDF para mejorar el programa con puntos concretos. No hubo respuesta.
  3. Hoy, la consulta se ha convertido en una demanda vecinal, y mejorar el programa es una exigencia de los vecinos que ya sufren Ecoparq.
  4. La Asamblea Legislativa del DF (nuestra Cámara de Diputados local) el día 4 de diciembre señala al Gobierno del Distrito Federal como el mayor ente responsable, particularmente, a la Autoridad del Espacio Público (AEP) y a la Oficialía Mayor, al ser los encargados de la venta/renta de la calle.
  5. El delegado Romero sÍ pudo apoyar a vecinos contra la instalación de los parquímetros ¿cómo? Negando los permisos de instalación en las vías secundarias (las calles normales pues, las avenidas de más de dos carriles son las vías primarias).
  6. Ecoparq es un programa que no muestra señales de cambio. Tienen lagunas jurídicas, y porcentajes de utilidad, desfavorables a los vecinos, y a nuestras colonias.

Por eso escribo, parquímetros: insensibilidad, torpeza, negocio, ¡o todas las anteriores!

Pregunta de #CiudadanoIncómodo @floresaquino

Hace un par de semanas, el Gobierno del Distrito Federal se reunió con varios vecinos de diversas colonias a los que nos presentaron el famoso proyecto -al que yo le llamo Macrotúnel-y que oficialmente se llama Deprimido Vehicular Insurgentes Mixcoac.

Se comprometieron ellos, las autoridades, a subir un sitio web, público, en el que cualquier vecino pudiera consultar el proyecto integral. Igualmente se comprometieron a darnos la cara a los vecinos aquí, en nuestras colonias de la BJ, para explicar detalladamente dudas que surgieran, sobre todo durante la obra anunciada para iniciarse en unos días.

Igualmente, nos responderían que sucedería con la proyectada tala de árboles centenarios del camellón de Churubusco, y la petición del no cierre de la calle de Moras para el paso vehicular de la Colonia Florida a la Colonia Acacias. Situaciones con las que estamos muuuy en contra.

¿Que esperarán las autoridades para darnos respuesta? ¿Que se radicalice como con los parquímetros, el movimiento en que los vecinos hemos estado legítimamente exigiendo información sobre esta obra? Para qué hacer fácil las cosas, ¡si nos las pueden complicar!

comentarios

Artículos relacionados