Ciudad de México, octubre 19, 2020 16:02
Libre en el Sur

Patricia Mercado, autoritaria, anuncia inicio de la construcción del deprimido vial de Río Mixcoac; PAOT condena falta de información

La secretaria de Gobierno del Distrito Federal, Patricia Mercado, anunció –en términos de imposición— que la noche de este martes daría inicio la construcción del deprimido vial de Río Mixcoac, lo que al final no ocurrió por una contundente movilización de decenas de vecinos inconformes, que bloquearon la vialidad con la exigencia de que no se talen los árboles del camellón de esa arteria, además de que la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial criticó el apresuramiento del GDF sin que haya dado suficiente información sobre el proyecto.

En conferencia de prensa, Mercado incluso no descartó el uso de la fuerza pública para llevar a cabo el proyecto, según el cual –como ha documentado sólidamente Libre en el Sur— obedece más a las necesidades viales que producirá la Torre Manacar que se encuentra en la intersección de Insurgentes Sur y Río Mixcoac que al interés en agilizar el tránsito en esas avenidas.

“El último recurso es el uso de la fuerza pública, esperemos no usarla, y si la usamos en algún momento que sea en un proceso de inhibición y no tanto un proceso de retirada”, advirtió la funcionaria en conferencia de prensa.

Pero la advertencia no amedentró a los vecinos, que tan pronto se enteraron de las intenciones gubernamentales se organizaron para montar guardias en el camellón, incluso durante la madrugada y la mañana del miércoles, a fin de evitar el inicio de las obras.

Con todo y que ya se encontraba maquinaria pesada en el tramo del camellón entre la Calle 2 y Moras, los activistas frustraron el inicio de las obras al bloquear el tránsito vehicular; las autoridades capitalinas optaron esta vez por no reprimir a los manifestantes y cerraron los carriles en dirección de poniente a oriente. El movimiento vecinal fue respaldado por diputados electos de Morena, que ofrecieron apoyar las acciones que se decidan.

Durante la conferencia matutina del martes, Mercado dijo que el proyecto ha tenido 16 modificaciones (nueve de carácter peatonal y siete ambientales) con respecto al original, que se hicieron a partir de las reuniones y mesas de trabajo que el Gobierno del DF ha sostenido con los colonos inconformes. Sin embargo, en compañía de los titulares de Obras, Medio Ambiente y Movilidad del DF, no dio detalles sobre tales cambios, que incluyen principalmente la eliminación de la glorieta planeada originalmente para la intersección de las avenidas y que expertos consideraron insegura para los peatones.

“En caso de protestas –refirió Mercado–, se darán absolutamente todas las garantías para que puedan hacerlo el tiempo que sea necesario, siempre y cuando no se pare la obra, y si esto es así seguiremos siempre hablando, dialogando y haciendo una presencia inhibitoria”.

Se anunció que los trabajos, que durarán 22 meses, serán en su mayoría de las 22 a las 5 horas para no afectar la circulación habitual; durante el día sólo habrá trabajos en el área confinada del camellón, donde la autoridad sólo se comprometió a respetar el 30 por ciento de los árboles.

“Hace tres semanas pedimos a las Secretarías de Obras y de Medio Ambiente que nos dieran detalles de cómo va a ser el parque lineal que se desarrollará encima de los túneles, sin respuesta hasta ahora”, dijo a Reforma el procurador ambiental del DF, Miguel Ángel Cancino, tras conocer el anuncio de Mercado.

Se quejó de que la autorización de impacto ambiental otorgada por la Secretaría de Medio Ambiente ordena medidas de compensación, por el arbolado afectado en la construcción, pero no describe compensaciones por el desarrollo de la obra en su conjunto.

A las 18:30 horas de este miércoles los vecinos del movimiento contra el también llamado “túnel de Mixcoac” realizarán una asamblea en el camellón, en el tramo cercano a la Calle 2, a fin de decidir las acciones de resistencia que llevarán a cabo.

(En la foto, un cartél de protesta contra Miguel Ángel Mancera por el deprimido, en la esquina de las avenidas Insurgentes Sur y Río Mixcoac; al fondo se ve la construcción de la Torre Manacar)

comentarios

Artículos relacionados