STAFF / LIBRE EN EL SUR

Una pista de tartán para correr que fue construida hace apenas año y medio en el parque Tlacoquemécatl  por encargo de Servicios Urbanos de Benito Juárez, a cargo de Jorge Ceballos, está destruida.

La pista por cierto fue instalada a contrapelo de la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico, que prohíbe cualquier alteración de la fisonomía del parque, si no es con la autorización de un Consejo de Salvaguarda que no sesionó para discutir dicho cambio.

Foto: Libre en el Sur

 

Ceballos es aún el director general de la misma área en la actual Alcaldía, y en vez de ordenar el mantenimiento de la pista ha dispuesto la colocación de decenas de letreros metálicos con el logotipo de la Alcaldía, que irrumpen en la armonía natural del arbolado y los jardines y que ¡también! contravienen la Ley de Salvaguarda.

La pista que fue construida al lado de las bancas de descanso, ya presenta hoyos; se pueden ver los letreros que contaminan visualmente. Foto: Libre en el Sur

 

A lo largo de sus 500 metros de longitud, la pista presenta grandes hoyancos, al grado que se puede ver el concreto original que está debajo de ella.

Usualmente se pudo ver durante estos meses que la pista se usaba escasamente para correr y en cambio personas paseaban a sus perros o incluso la usaban como pista de bicicleta o para trasladar bebés en carriolas.

Lo que es evidente es que durante estos meses la pista de tartán no ha tenido ningún mantenimiento por parte de la misma dirección que dispuso su instalación.  Y no hay ninguna explicación al respecto.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts