LUIS CARLOS RODÍGUEZ GONÁLEZ

De 74 años de edad y apoyado de un bastón, Filogonio Ortiz, vecino de la colonia Xalpa, en Iztapalapa, cumplió cuatro meses sin su pensión para adultos mayores que recibía puntualmente cada mes, debido al nuevo esquema de la “Tarjeta de Bienestar Social”.

“El último pago de la tarjeta de despensa del Gobierno de la Ciudad de México me lo dieron en marzo, con un total de mil 300 pesos, pero en la tarjeta de Bancomer, que antes era de Sedesol y ahora es de Bienestar, el último pago fue en diciembre, por mil 200 pesos, correspondientes al último bimestre del año. De ahí para acá nada”.

Comerciante al menudeo, Filogonio Ortíz lamenta que a pesar de las promesas del nuevo gobierno federal, a la fecha no se ha concretado algún pago de la Secretaría de Bienestar Social. “Ya vamos para cuatro meses del año y pronto serán cinco”, puntualizó.

Adultos mayores. Entre la burocracia y la improvisación.  Foto: Notimex.

 

“A final de cuentas, vamos a recibir menos con este nuevo esquema que tanto se ha promocionado y presumido. Porque antes, de despensa del gobierno de la Ciudad de México eran mil 300 mensuales, es decir dos mil 600 bimestrales”.

A eso se sumaban mil 200 de lo que era Sedesol, también bimestral. Es decir tres mil 800 bimestrales. “Ahora, si es que algún día se regulariza, serán dos mil 550 bimestrales, es decir, recibiremos mil 250 pesos menos cada bimestre”, quienes vivimos en la Ciudad de México, puntualizó.

En entrevista con Notimex, expuso que a pesar de que ha acudido a los módulos de la Secretaría de Bienestar Social -antes Sedesol- no hay quien les informe.

Lo único que les dicen es que acudirán brigadistas o trabajadoras sociales a realizar un censo para que los incluyan en el nuevo esquema impulsado por el gobierno federal, que elimina la tarjeta de despensa del gobierno capitalino.

Otros jubilados, como Mariana Hernández, de la colonia Ampliación Santiago, dijo que se encuentra en una situación similar. Con el agravante de que ella vive sola, no tiene el apoyo de algún familiar y tiene que comprar despensa y medicamentos para atenuar una enfermedad degenerativa.

“Hace una semana fui al Aurrerá que está en Plaza Ermita para surtir medicinas y un poco de despensa. Al igual que el mes pasado, y ya con el carrito lleno, me dijo la cajera que mi tarjeta de despensa estaba en ceros. Es decir, no han depositado nada en los últimos cuatro meses y ni siquiera me han censado para la nueva Tarjeta de Bienestar. Nadie te dice nada cuando vas a la alcaldía”, puntualizó.

El empacador del citado centro comercial y jubilado del ISSSTE, Salvador Medina, comentó que al él si le llegó el mes pasado el pago en la tarjeta de despensa del gobierno capitalino, pero que muchos compañeros y conocidos no reciben percepción alguna desde el año pasado.

“Estábamos mejor antes. Yo como jubilado del ISSSTE recibo una pensión muy baja de dos mil pesos mensuales y me ayudo con la despensa, pero hay muchos que ahorita no tienen nada de ingreso”.

“Aquí mismo en la tienda, antes, al fin de mes se llenaba de viejitos que venían a comprar mandado y medicina. En lo que va del año esto ha bajado, está triste y difícil la situación para los viejos”, subrayó.

Al respecto, la senadora del PRI, Nuvia Mayorga Delgado, lamentó la actitud de funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social y del gobierno capitalino con los adultos mayores, que están “siendo engañados con los nuevos programas sociales, ya que recibirán menos recursos y lo que es peor, están sometidos a la burocracia”.

“Vemos con molestia como tienen formados por horas a adultos mayores, algunos en muletas, en sillas de rueda, con diálisis, en espera de ser censados, atendidos y recibir la Tarjeta de Bienestar del Gobierno de México.

A final de cuentas están recibiendo, por lo menos los que viven en la capital del país, menos recursos que en el sexenio anterior. Es un engaño, una falta de respeto”, aseguró.

Expuso a Notimex que en el caso de los jubilados y pensionados de IMSS y del ISSSTE, a quienes se les prometió que se les incluiría en este esquema de apoyos, tampoco se ha concretado.

“En el Senado vamos a estar pendientes, vamos a vigilar lo que sigue ocurriendo y, en su caso, tomaremos las medidas pertinentes para que se investigue toda esta situación de burocracia, de engaño al que están siendo sometidos los adultos mayores, no sólo de la capital del país, sino también de otros estados, como Hidalgo.

El pasado 8 de abril, un grupo de personas de la tercera edad que aún no recibían el depósito de la pensión de adultos mayores en la Tarjeta Rosa de la Secretaría de Inclusión y Bienestar de la Ciudad de México se manifestó frente al Congreso capitalino para solicitar que se les deposite.

La titular de la Secretaría de Bienestar, María Luisa Albores González, dio a conocer que hasta el pasado 12 de abril, 52 mil 364 personas adultas mayores capitalinas ya recibieron su tarjeta de Bienestar del Gobierno de México en sus domicilios.

Acompañada por la titular del Gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum, la funcionaria federal dijo que el Programa Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores en la Ciudad de México pretende atender a 864 mil 777 beneficiarios.

Ese 12 de abril, expuso que en la Ciudad de México hay cuatro formas de pago para los adultos mayores: la que obtienen los pensionados de los Institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que son 138 mil 63 beneficiarios.

Así como quienes recibían el apoyo económico de la extinta Secretaría de Desarrollo Social mediante una tarjeta bancarizada, los cuales ascienden a 292 mil 534.

NOTIMEX.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts