Ciudad de México, noviembre 30, 2020 17:30
Libre en el Sur

Pretende Delegación BJ eludir su responsabilidad por violar la ley al usar mobiliario urbano para hacer propaganda con mantas plásticas

Dada su flagrancia al violar las disposiciones claramente asentadas en la Ley de Cultura Cívica, la Delegación Benito Juárez opta por manipular la información a través de su sistema de transparencia para eludir su responsabilidad jurídica por usar mobiliario urbano por hacer propaganda con mantas plásticas contaminantes cuyo costo durante el primer año de gobierno del panista Jorge Romero Herrera ha ascendido a más de medio millón de pesos.

Libre en el Sur solicitó, a través del Instituto de Información Pública del Distrito Federal, que la Delegación informe “bajo qué sustento jurídico coloca mantas o lonas de propaganda y promoción de actividades en la vía pública cuando hay una Ley de Cultura Cívica que lo prohíbe”, así como “informar sobre el destino de esas mantas una vez que son desechadas”.
A lo último, la autoridad delegacional de plano ni contestó, y en el caso del marco jurídico respectivo intentó sorprender con una respuesta genérica, ambigua y tramposa, que ni siquiera menciona la Ley de Cultura Cívica a la que se refiere la solicitud de información:

“Me permito informar que la instalación de anuncios, se sujetarán a lo que establezca el Reglamento de Anuncios para el Distrito Federal; el Reglamento de Mobiliario Urbano; el Reglamento de Construcciones; los Programas Delegacionales de Desarrollo Urbano del Distrito Federal; Programas Parciales de Desarrollo Urbano del Distrito Federal; los Planos de Zonificación en materia de Anuncios para el Distrito Federal y las demás disposiciones jurídicas y administrativas aplicables”, pone Horacio Martínez Becerril, jefe de la Unidad Departamental de Registros de la Dirección General Jurídica y de Gobierno (Oficio DGJG/DJ/SJ/ 1/390 /2Q13, del 21 de octubre del 2013)

Apenas el sábado 19 Libre en el Sur dio a conocer, con documentos oficiales, que en su afán por simular la realización de eventos y supuestas acciones de gobierno, la administración del delegado panista Jorge Romero Herrera en Benito Juárez ha gastado en su primer año de ejercicio más de 539 mil pesos en mantas de material plástico, cuya colocación en el mobiliario urbano –postes, semáforos, árboles— además de la contaminación visual que se provoca, constituye una violación flagrante a lo dispuesto por la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, que expresamente lo prohíbe.

comentarios

Artículos relacionados