Ciudad de México, octubre 21, 2020 11:35
Libre en el Sur

Promotora de #SiTienesOvarios exige una investigación seria pero sin oportunismos políticos sobre falsos tratamientos de quimio a niños de Veracruz

La periodista Mariana Escobedo, creadora de la iniciativa #SiTienesOvarios, se manifestó porque en el caso de los niños de Veracruz enfermos de cáncer, a los que se habría suministrado agua en lugar de tratamiento de quimioterapia durante el gobierno de Javier Duarte, se lleve a cabo una investigación exhaustiva pero sin oportunismos políticos.

“Me parece prudente y oportuno exigir una investigación transparente sobre el fraude que denunciaron padres de familia en Veracruz sobre las quimioterapias falsas que les inyectaron a los niños”, sostuvo en entrevista.

De confirmarse los hechos, que aún no se tiene certeza que hayan derivado en muerte de niños, los responsables deben recibir un “castigo ejemplar por crímenes de lesa humanidad”.

Recuerda que desde el 2013 los padres ya se habían manifestado en Jalapa por el desabasto de medicamentos que afectaba a sus niños, tal como se consignó en notas periodísticas.

Mariana Escobedo formó su colectivo para convertir una dolorosa experiencia personal en lucha para lograr que el gobierno federal incluyera estudios clínicos para detectar el cáncer de ovario en mujeres de todo el país. Tras recibir la solidaridad de periodistas, artistas y políticos de diversos signos ideológicos, logró que el presidente Enrique Peña anunciara la incorporación de esos análisis, de manera gratuita, en el esquema del seguro popular.

Su caso, sin embargo, es una historia excepcional de éxito. Se le pregunta su opinión sobre la falta de solidaridad en la sociedad mexicana cuando se trata de los temas de la salud y de los niños, como en el asunto de las quimioterapias falsas en Veracruz.

–¿Qué te dice la inacción de la gente frente a estos temas? De los colegas, de los activistas… pareciera que los temas de salud no tienen el mismo significado que otras causas sociales.

–Si un país no defiende a sus niños está perdido. Por eso insistimos en hacer un llamado a todos los organismos civiles del país que no se queden de bruces. Que levanten su voz y emitan pronunciamientos solidarios con las familias que protestaban desde el 2013 por el desabasto.

“Exigimos al gobernador Miguel Ángel Yúnes una investigación transparente sin declaraciones irresponsables, que aclare la ruta y cadena de responsables para elaborar una investigación profunda. Queremos una comisión de investigación amplia para revisar los casos”.

Y también –añade— a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al Sistema nacional para la protección de niñas y niños, que antes era conocido como Procuraduría de la Infancia, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a través de la Relatoría de Niñas y Niños, y a la PGR para que en la medida de sus facultades y atribuciones tomen cartas en el asunto.

Pero al mismo tiempo que esa exigencia, Mariana Escobedo hace un llamado a periodistas para manejar el tema desde la demanda de justicia y no asumirse como jueces, y a los políticos no aprovecharlo para sacar ventajas político-electorales. “Que nadie saque raja política del cáncer”, postula.

Señala con énfasis la gravedad de esos hechos:

“Afectó los derechos de los niños y niñas, en un claro ejercicio indebido; estamos hablando de tentativas de homicidio. Más allá de un fraude, es una violación a la Convención Internacional y a la Constitución en materia de derechos humanos de los niños. La obligación del Estado es tutelar los derechos de los menores y esto no se cumplió”. (Francisco Ortiz Pardo)

comentarios

Artículos relacionados