GEMMY CAVI
Puede ser que hayas decidido dejar de comer, o comer menos carne y usar más alimentos naturales no-cárnicos, más frutos. Y habrás oído seguramente esta frase; “si no comes carnes no tendrás proteína, y te morirás”. Esto es totalmente falso.

Frutas secas. Riquesa proteínica y exquisito sabor. Foto: Internet.

Si bien la carne es una importante fuente de proteínas de alta calidad, para nada se renuncia a las proteínas si una persona decide dejar de comerla. Existen frutos y semillas con mucha proteína, todas excelentes ideas para dejar de comer o reemplazar la carne y ayudarán a tu buena salud.

A continuación te damos una lista de seis frutos naturales que deberías usar para reemplazar la carne, ordenados de mayor a menor cantidad de proteínas. Entre parénteis se indican los grados de proteína por cada 100 gramos de producto:

1. Cacahuetes (22) Estas semillas leguminosas son ricas en vitaminas y minerales, como la niacina (o vitamina B3), que aportan a la buena salud de quienes las consumen, como la diabetes.

2. Almendras (18) Las almendras son reconocidas como uno de los frutos secos más nutritivos y además de tener un delicioso sabor son muy beneficiosas para la salud, ya que ayudan a prevenir muchas enfermedades.

3. Pistachos (18) Tomados regularmente y con moderación, los pistachos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes, a perder peso, a bajar el colesterol, a combatir el estrés y a mejorar el estado cardiovascular.

4. Avellanas (13) Las avellanas son uno de los frutos secos con mayor aporte de lípidos, siendo estos lípidos monoinsaturados, que explican los beneficios de las avellanas a la hora de regular los niveles de colesterol y los triglicéridos en sangre.

5. Castañas (5) gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.

6. Higos secos (4) Tomar higo seco, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como esta fruta, también ayuda a controlar la obesidad.

Un tip: Antes de consumir los frutos secos es importante activarlos, es muy fácil hacer. Déjalos en remojo entre cuatro a ocho horas, una vez pasado las horas se quita el agua y el fruto seco está listo para consumir. EL proceso de activación es para poder aprovechar todos los nutrientes de los frutos secos y de las semillas, además para facilitar la digestión.

comentarios

Tags:

francisco

Website:

Recent Posts