Ciudad de México, febrero 25, 2021 10:39
Febrero 2021

Proyectos de pareja / Amor en la pandemia

Todo se puede superar cuando se tiene a la persona indicada al lado.

MARIEL ZÚÑIGA Y HUGO LOYA

Hemos leído historias en redes sociales sobre lo difícil que ha sido para muchas parejas pasar la pandemia, algunos porque no están juntos y otros porque han pasado mucho tiempo juntos.

Ciertamente, las relaciones humanas son complejas, no importa que tan bien te lleves con tu pareja o que tan enamorado estés, siempre será un reto la convivencia diaria, hay altibajos y también muy buenos momentos.

Para nosotros, no es sorpresa decir que también ha sido algo difícil, sin embargo, hemos encontrado el lado positivo y trabajamos todos los días para que así sea.

Al inicio de la pandemia nos sentíamos muy espantados de lo que estaba sucediendo y claro nos estaba afectando el cambio tan radical de nuestras vidas en lo cotidiano, no podíamos salir como habitualmente lo hacíamos hacia nuestras oficinas o eventos, incluso simplemente ver a algunos amigos. Nos dimos cuenta muy a tiempo que esto no iba a cambiar rápidamente y teníamos que adaptarnos.

También hay que reconocer que somos afortunados, porque no llegamos a la pandemia con dificultades en la casa, podemos decir que siempre hemos tenido un buen entendimiento y buscamos la comunicación para reducir la tensión entre nosotros. Esta técnica ha funcionado en este momento y hemos logrado adaptarnos.

Lo más curioso es que comenzamos a realizar proyectos juntos nuevamente, como cuando nos conocimos. Mariel, mi esposa, es periodista y logró hace 15 años fundar su medio de comunicación, en esa etapa me involucré para darle soporte y que pudiera emprender, ayudé con ideas y con algunos otros detalles, lo cual nos dio mucha vitalidad como pareja. Bueno, ahora se repite un poco esa historia, porque tengo tiempo de platicar con ella y dejar que me cuente sus ideas y yo aportar con las mías para crecer su empresa.

Nos hemos dado cuenta, que seguimos teniendo mucho en común y que juntos somos dinamita, no hay que negar que de vez en cuando tenemos nuestros momentos ingratos, aunque creo que el encierro tiene mucho que ver con eso, solo que la experiencia y conocernos más nos ha ayudado a superarlo, nos gusta reír y cuando hay alguna dificultad buscamos ese lado divertido y por qué no, involucramos a nuestros hijos que también están cansados del encierro y que para ellos, podemos decir, ha sido más difícil. No nos imaginamos a su edad tener que quedarnos en casa todo el tiempo y no poder ver a los amigos o planear una excursión o jugar basquetbol.

Creo que hemos logrado transmitirles nuestra paciencia a todo esto y también inculcarles el buscar el lado positivo, aprovechar la convivencia, porque a todos nos queda claro que cuando esto termine cada uno y en especial ellos, estarán más ocupados fuera de casa. Todo se puede superar cuando se tiene a la persona indicada al lado.

—-

Periodistas.

comentarios

Artículos relacionados