Ciudad de México, noviembre 28, 2021 03:51
Ciencia y tecnología

¿Se puede enseñar a robots a pensar como seres humanos?

PALOMA TAKAHASHI

Acorde con un comunicado publicado  en EurekAlert, investigadores de la Universidad de Tokio describen cómo se puede enseñar a robots a pensar como los humanos. El descubrimiento se dio luego de mostrarle a un robot la forma de avanzar a través de un laberinto estimulando eléctricamente un cultivo de células nerviosas cerebrales conectadas a la máquina.

Los avances en la computación de reservorios físicos, una tecnología que da sentido a las señales cerebrales, podrían contribuir a crear robots con inteligencia artificial (IA) pensantes como seres humanos. Para ello, investigadores cultivaron células nerviosas a partir de células vivas y estas actuaron a modo de almacén físico para ayudar al robot a construir signos coherentes. Las señales se consideran homeostáticas, las cuales le dicen al robot el entorno interno se mantiene dentro de un cierto rango y actúan como una línea de base mientras se mueve libremente por el entramado.

En la misma línea, cuando el robot se desviaba o miraba en la dirección incorrecta del laberinto, las neuronas del cultivo celular se veían perturbadas por un impulso eléctrico. En las pruebas, el robot fue alimentado continuamente con signos homeostáticos interrumpidos por ondas de perturbación hasta que resolvió exitosamente la tarea del entramado.

Dichos hallazgos sugieren que se puede desarrollar un comportamiento dirigido a objetivos sin ningún aprendizaje adicional enviando señales de perturbación a un sistema incorporado. Pues, el robot no podía ver el entorno ni obtener otra información sensorial, por lo que dependía por completo de los impulsos eléctricos de prueba y error.

Por su parte, Hirokazu Takahashi, coautor del estudio dijo: “Yo mismo me inspiré en nuestros experimentos para plantear la hipótesis de que la inteligencia en un sistema vivo surge de un mecanismo el cual extrae una salida coherente de un estado desorganizado o caótico“. Basados en este principio, los expertos mostraron que se pueden producir habilidades inteligentes de resolución de tareas, similar a seres humanos, usando robots de depósito físico. Esto para extraer signos neuronales caóticos y entregar ondas homeostáticas y al hacerlo la máquina cree un almacén que comprenda cómo resolver la tarea.

Asimismo, Takahashi añadió que el cerebro de un niño de preescolar es incapaz de resolver problemas matemáticos en un examen de admisión para la universidad. Esto puede ser porque la dinámica del cerebro o su computadora de reserva física no es lo suficientemente rica. El autor finalizó con que la capacidad de resolución de tareas “está determinada por la riqueza del repertorio de patrones espacio-temporales” generadas por la red.

Finalmente, el equipo de investigación considera que el uso de la computación de depósito físico en este contexto contribuirá a una mejor comprensión de los mecanismos del cerebro. Con ello, los físicos, por medio de los avances en la robótica, podrán conceder la posibilidad de crear un robot con la habilidad de pensar de forma sistemática igual que los humanos.

comentarios

Artículos relacionados