Ciudad de México, septiembre 19, 2021 03:40
Abril 2021

Símbolo del espíritu revolucionario

ADRIÁN CASASOLA

Es imposible resumir en unas cuantas líneas la vida de un personaje, sobre todo si se trata de uno tan icónico y quien se ha convertido en la representación de la lucha revolucionaria. Aquí mencionamos algunas de sus acciones para comprender el surgimiento del héroe, y presentamos fotos originales del archivo Casasola, publicadas en la edición digital de Libre en el Sur correspondiente a abril.

El general Emiliano Zapata provenía de una clase social oprimida desde siglos atrás por las clases altas mexicanas y extranjeras. A muy temprana edad sufrió en carne propia, primero la expropiación de tierras que pertenecían a su familia, así como la orfandad durante su niñez. Debido a esto, prometió a sus padres que recuperaría lo que les habían arrebatado. Al paso de los años y con arduo trabajo, dejó atrás la pobreza y comenzó desde una posición de mayor poder su objetivo al ser nombrado representante de los pueblos de Morelos, y de esta forma intentar evitar las injusticias de las que habían sido objeto por años.

 Al estar el movimiento armado convocado por Francisco I. Madero a finales de 1910, Zapata y un ejército de alrededor de mil hombres dieron su apoyo a quien después se convertiría en presidente de la República. Y aquí es donde podemos encontrar una de las tantas claves por las que Emiliano Zapata es admirado: siempre exigió que se cumplieran las promesas que llevaron a derrocar a Porfirio Díaz y su régimen.

El Plan de Ayala surgió desde el zapatismo para exigir que el Presidente Madero restituyera las tierras a los dueños originales y eliminase las injusticias hacia la población indígena de Morelos y de todo el país. Posteriormente y debido al asesinato en 1913 de Francisco I. Madero, Zapata continuó su lucha revolucionaria y de restitución de tierras. Realizó el reparto de latifundios para los más necesitados y a finales de 1914, se reunió Francisco Villa en la ciudad de México al derrocar al usurpador Victoriano Huerta.

Su último desencuentro con el poder es contra Venustiano Carranza, ya que lo excluyó del Congreso Constituyente de 1917, aunque sí se consideraron varios de los principios de su lucha en el artículo 27 de la Carta Magna. Es precisamente debido a estas diferencias y al no reconocerlo como líder que, siguiendo órdenes carrancistas, Pablo González desarrolló el plan para asesinarlo el 9 de abril de 1919 en la Hacienda de Chinameca, Morelos.

No dejen de seguirnos en Facebook: Casasola Fotografía Histórica y en casasolafoto.com

Foto 1: Gral. Emiliano Zapata montado a caballo

Autor: Agustín V. Casasola  c. 1913

Foto 2: Grales. Emiliano Zapata y Gabriel Robles Domínguez repartiendo tierras

Autor: Agustín V. Casasola  c. 1912

Foto 3: Gral. Emliiano Zapata retratado en estudio

Autor: Hugo Brehme  c. 1912

comentarios

Artículos relacionados