Ciudad de México, junio 13, 2021 09:14
Libre en el Sur

Sólo nueve días duró la nueva Bandera Monumental del Parque Hundido; otra vez cuelga rota y maltrecha

Apenas nueve días ondeó a plenitud la Bandera Monumental del Parque Hundido en su mástil de 55 metros de altura, en el que fue colocada el pasado 23 de febrero, justo en vísperas de conmemorarse el día de nuestro lábaro patrio: hoy cuelga lastimeramente, rota, hecha un ovillo.
La enorme bandera de 24 metros de ancho y 15 metros de alto se enredó el pasado viernes 4 cuando un fuerte viento la hizo engancharse en la punta del astabanderas, lo que le produjo una ruptura en de unos dos metros cuadrados en su franja roja. Posteriormente, el sector verde pegado al mástil se fue desgarrando hasta formar una especie de nudo. Sin embargo, hasta este sábado 12 el lábaro no ha sido retirado.
Algo similar ocurrió el 22 de septiembre de 2009 cuando la bandera que entonces ondeaba en el Parque Hundido se rompió, pero en lugar de ser sustituida fue “parchada” burdamente y mantenida ahí hasta que el viento acabó con ella ocho días después, justo al finalizar la gestión de Germán de la Garza Estrada como jefe delegacional en Benito Juárez. El lábaro tricolor presentaba un orificio de unos 80 centímetros de diámetro en su campo verde, lo que ameritaba por elemental respeto a los Símbolos Patrios ser arriada de inmediato para su posterior incineración, como indica el Ley de Símbolos Patrios.
.
El nuevo lábaro que hoy se ha roto es ya el sexto que se coloca en los últimos tres años en el emblemático p’arque de la colonia Nochebuena, en la delegación Benito Juárez. La primera de esas banderas fue destrozada por el vendaval del 23 de enero de 2008 y transcurrieron 13 meses para que finalmente la DBJ la restituyera. Las cuatro primeras tuvieron un costo promedio de 90 mil pesos cada una, según puede constatarse en la relación de Adquisiciones realizadas entonces por la DBJ, en la página de transparencia de la propia entidad.

comentarios

Artículos relacionados