Ciudad de México, octubre 23, 2020 18:48
Libre en el Sur

‘Un país sin cultura no es, como quien no come’, dice la sobrina de Siqueiros; da reconocimiento a fundador de ‘La Espiga’

Silvia Rodríguez Siqueiros, sobrina del muralista David Alfaro Siqueiros, expresó su rechazo a cualquier intento por remover o rotar el Polyforum que lleva el nombre de su tío, en la colonia Nápoles de la ciudad de México.

Durante la reinauguración de la panadería La Espiga de la colonia Condesa, Rodríguez Siqueiros, cuya madre era prima hermana del célebre pintor, manifestó que estará atenta a lo que ocurra con los murales, pues aunque los jefes de Gobierno del DF y Delegacional en Benito Juárez, Miguel Ángel Mancera y Jorge Romero, respectivamente, han asegurado que ese recinto no será tocado, hasta que no tenga una protección como Patrimonio de la Humanidad no estará seguro.

Rodríguez Siqueiros se asume como una “protectora” del legado artístico de su tío al pueblo de México, toda vez que la hija de Siqueiros y dos de sus nietos ya murieron y estima que de eso se ha valido la familia Suárez, dueña del Polyforum, para considerar la modificación de los murales y el levantamiento de una torre de departamentos, comercios y viviendas en el lugar.

“Un país sin cultura no es, como no lo es la persona que no come”, comentó en breve entrevista tras entregar un reconocimiento –a nombre de la familia de Siqueiros– al fundador de La Espiga, Antonio Ordoñez, por el legado gastronómico que representa para la colonia Nápoles y la ciudad de México.

La panadería, ubicada en la esquina de Insurgentes Sur y Baja California, fue fundada el 28 de marzo de 1948. Bajo la dirección actual de Jaime Vidal fue completamente remodelada y acondicionada con un comedor para degustar los alimentos preparados que han cobrado prestigio, además del clásico servicio de café, el pan y los pasteles que le dieron fama. (En la foto: Jaime Vidal, Silvia Rodríguez Siqueiros y Antonio Ordoñez).

comentarios

Artículos relacionados