Ciudad de México, septiembre 18, 2021 23:47
Opinión Rodrigo Cordera Thacker

Urge ordenar cableado de BJ

Los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Poner cableado subterráneo en toda la demarcación costaría unos 800 millones de pesos. Hay que negociar un acuerdo con la CFE, el gobierno de CDMX y las empresas privadas para lograrlo. 

POR RODRIGO CORDERA THACKER

Tembló otra vez este martes 7 de septiembre. La ciudadanía entera de nuestra gran ciudad parece haber aprendido las lecciones de 1985 y 2017. Aunque es imposible estar cien por ciento alerta, ya que la vida cotidiana nos consume, mi experiencia vecinal es que hay un largo aprendizaje, una solidaridad inmensa, una comedia natural sobre el desastre mexicano y mucha resiliencia. Somos los que somos y hay veces da gusto habitar este pedazo de tierra que llamamos México.

En la campaña para la alcaldía de BJ hace unos meses, propuse que debemos de empezar a buscar la manera de ordenar nuestro desastre en torno a los cables. Una de las soluciones que a muchos les parece una locura es poner todo nuestro cableado de manera subterránea.

Sé que esta propuesta puede ser controversial. Pero se tiene que empezar a hacer y de la mano con la Comisión Federal de Electricidad, el Gobierno de la Ciudad de México y las empresas de servicios de internet privadas, entre otras. Según la organización Power Grid International y los expertos Fran Alonso y Carolyn Greenwell, este proceso tiene un costo de 30 millones de pesos por cada 1.6 kilómetros cuadrados. La alcaldía Benito Juárez tiene 26.63 kilómetros cuadrados. Haciendo el análisis matemático, sin duda pedirle a la alcaldía que haga esto de manera independiente es imposible y no es del todo de su competencia. Por ello para obtener los más de 800 millones de pesos que se requieren, hay que negociar un acuerdo con la CFE, el gobierno de la CDMX y las empresas privadas para lograrlo. 

En Twitter se desató una controversia cuando publiqué esto la misma noche del temblor. Al leer una gran cantidad de técnicos me quedo con la idea de que podemos hacer algo. En algunos casos claro que se puede meter bajo tierra mucho cableado. En otros tendremos que mantenerlos como están. Pero mantener las cosas como están so pretexto de un mexicanismo o idea falsa de que aquí no se puede, simplemente no me la compro y de hecho considero que es una visión nociva de nosotros mismos como país.

Considero que es indispensable guiarse por criterios técnicos en este tipo de asuntos que son de la esfera pública. Que la academia, la ciencia y los expertos guíen el proceso y nos ayuden a lograr un programa local o central para poder mejorar la calidad de vida en la alcaldía y en la ciudad.

En la ciudad de México va a seguir temblando. Esto es una realidad que debemos de afrontar todos los días y la debemos de afrontar adecuando poco a poco nuestra forma de construir, de crecer como ciudad, en la forma en que estamos conectados.

Para mi cada crisis representa una oportunidad para cambiar, para innovar, para transformar el estado de las cosas a algo que sea mucho mejor.

No seamos perezosos y busquemos transformar nuestra realidad para mejorarla y habitar una ciudad más amable con todos, más segura en la cotidianidad y más preparada para la naturaleza que clama por una relación más armónica entre la humanidad y el planeta entero.

comentarios

Artículos relacionados