Ciudad de México, junio 12, 2021 05:56
Libre en el Sur

Van Comités de BJ contra cambio de uso de suelo en zona de Nápoles; privilegia el ‘interés económico’, acusan ante diputados

Coordinadores de Comités Ciudadanos y líderes vecinales de la delegación Benito Juárez, entre ellos la presidenta del Consejo Ciudadano Delegacional, instarán a cada uno de los diputados de la Asamblea Legislativa del DF a rechazar el nuevo Plan Parcial de Desarrollo Urbano (PPDU) de las colonias Ampliación Nápoles, Ciudad de los Deportes, Nápoles y Nochebuena, que posibilitaría, además del cambio de uso de suelo habitacional a mixto, la construcción de edificaciones más altas y por tanto para una mayor densidad poblacional.
En una misiva que será entregada entre hoy y mañana a cada uno de los diputados locales –y de cuyo borrador Libre en el Sur tiene copia— los dirigentes vecinales desconocen los resultados de una consulta que, de acuerdo con el Gobierno del Distrito Federal, avalan tales modificaciones. Argumentan que a los pocos días de conformados, los Comités Ciudadanos “ingresaron en tiempo y forma las observaciones y sugerencias al mismo PPDU en un documento que expresa una opinión clara y propositiva que hasta hoy no ha tenido respuesta”, en el que se ofreció colaborar para generar un nuevo PPDU que sea el resultado de un diálogo y consenso de los diversos agentes sociales que componen estas cuatro colonias. “Este ofrecimiento –acusan— evidentemente ha sido ignorado”.
Los coordinadores de los Comités de las cuatro colonias que serían directamente afectadas, Gloria Silvana Aguado Bresso (Ampliación Nápoles) , María Candelaria Trejo (Ciudad de los Deportes), Pablo Niebla (Nápoles) y Rocío Carrillo (Nochebuena), así como los coordinadores e integrantes de otros Comités, como Héctor Rojas (Extremadura Insurgentes), Carlos Morfín (Tlacoquemécatl), María Dolores Fuster (Narvarte 4) y Silvia Ledesma, de Portales 2, quien además es presidenta del Consejo Ciudadano Delegacional, afirman que el nuevo Pograma Parcial –que ya fue aprobado en comisiones parlamentarias y sólo se espera sea refrendado por el pleno cameral— “responde exclusivamente a intereses económicos, al pretender cambiar el uso de habitacional a mixto (con comercios) sin considerar a quienes hace décadas llegaron a esas cuatro colonias para establecerse en una zona “tranquila y residencial”. En “simple español”, acusan, “se quiere promover más negocios y regularizar a quienes se han establecido violando el uso e suelo por años”.
En su alegato ante los diputados, que también será apoyado por destacados lideres vecinales como Georgina Olivares, Adriana Zamacona y Pablo Gorgé, entre otros, los inconformes manifiestan que en el Programa Parcial propuesto no se considera la protección del patrimonio cultural, como asegurar de que no sean derribadas más casas históricas de arquitectura colonial californiana, además de que “parecería que la autoridad busca renunciar a las obligaciones de dotar de servicios a sus habitantes, ya que espera que después de las nuevas inversiones que hoy quiere aprobar, se capten los recursos para equipar a las colonias de lo que ha faltado por años (precisamente en un crecimiento desordenado que hoy pretenden legalizar) en lo que llaman “programa de mejoramiento y modernización de infraestructura vial e hidráulica con el que se pretende la sustitución del sistema de energía eléctrica…”
Expresan su rechazo rotundo a la construcción de estacionamientos subterráneos bajo zonas arboladas, jardines, parques o cualquier área verde. Exigen que en la Plaza California, en la confluencia de Holbein e Insurgentes, se debe permitir y permitir el paso vehicular y no limitar su uso al Metrobus; que se respete el uso residencial en calle Dakota, Nueva York, Wisconsin, Carolina de Ampliación Nápoles y Nápoles; que no se cambie la denominación de “calle” por “avenida” a las calles Pennsylvania, Dakota, Filadelfia, Nueva York, Porfirio Díaz y Augusto Rodín; y que se garantice el abastecimiento de servicios básicos a la totalidad de los habitantes de estas colonias, antes de pensar en promover un Programa Parcial que incremente la densidad poblacional y privilegie usos mixtos.
Los dirigentes vecinales instan por ello a los diputados a votar en contra de este Plan Parcial, que se propongan diseñar y coordinar un verdadero proceso participativo e interactivo que realmente tome en cuenta a todos los diferentes grupos involucrados y afectados y que se genere un proyecto de PPDU “que sea el resultado de un diálogo y consenso de los diversos agentes sociales”.

comentarios

Artículos relacionados