Ciudad de México, octubre 28, 2021 08:45
Libre en el Sur

Llama promotora del rescate de la Plaza Gómez Farías de Mixcoac a presionar y ‘poner a prueba’ la autoridad delegacional en BJ

Leticia Calderón Chelius, vecina de la colonia San Juan Mixcoac e investigadora del Instituto Mora, quien impulsa la recuperación de la plaza Valentín Gómez Farías y en principio ha logrado, a través de la gestión del diputado local Fernando Rodríguez Doval, la etiquetación de cinco millones de pesos para su restauración, hizo un llamado a vecinos y paseantes a ejercer presión a las autoridades delegacionales encargadas de la remodelación del lugar , a fin de que se realice con profesionalismo y transparencia en el manejo de los recursos.
La participación ciudadana en ese sentido, argumentó, se vuelve esencial ante el deterioro “tristemente evidente” de la plaza, donde hay ratas y basura, bancas que son usadas como bodegas y una fuente centenaria que permanece cercada porque de lo contrario el agua es usada por comerciantes informales para preparar comida que allí de vende.
La socióloga acusa que a pesar del valor cultural de la plaza, que alberga el Instituto Mora y la casa donde creció el poeta Octavio Paz, y que frente a ella se encuentra la Iglesia de Guadalupe y San Juan Evangelista, “una reliquia histórica” maltratada por la mugre y la pintura de grafiti, sus árboles –algunos de más de un siglo de vida–, están lastimados, y se les han puesto clavos para colgar bolsas y lonas de los ambulantes.
En un comunicado difundido a través de Internet, la también investigadora del Instituto Mora recuerda que hace más de dos años “iniciamos una petición a la autoridad competente para dignificar esta plaza histórica. Las autoridades no nos hicieron caso porque argumentaban que los propios vecinos, visitantes y paseantes se benefician de la vendimia, de los franeleros y demás servicios se ofrecen en este lugar. Ante esto y la reiterada negación de diferentes autoridades a hacer caso e intervenir en su calidad de autoridad competente, la comunidad de vecinos y amigos de la Plaza insistió de tal forma que logró un gran avance: En diciembre de 2010 La Asamblea Legislativa del DF otorgó un presupuesto de cinco millones de pesos, etiquetados exclusivamente para renovar la Plaza Valentín Gomez Farías”.
Por tanto, dice, “este es un año decisivo para todos”. El presupuesto que se consiguió se ubicó primero en SEDUVI y en este momento esta ya en manos de la Delegación Benito Juárez. La responsabilidad de la obra corre por cuenta de Rigoberto Carmona, director general de Obras y Desarrollo Urbano, quien a petición del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) esta recopilando información para realizar el proyecto en la plaza, lo mismo que inspeccionando el estado del drenaje para no tener posteriormente que levantar piso nuevo por no corroborar el estado del mismo, lo cual –dice– “suena absolutamente correcto”.
Calderón Chelius, doctora en ciencias sociales, estima que “es tiempo de poner a prueba a las autoridades que les corresponde hacer, concluir y entregar cuentas claras a la ciudadanía de esta demarcación (Delegación Benito Juárez). En este momento nuestros ojos son nuestra mejor ayuda para impedir que se haga mal uso o se dé una tardanza que haría que si no se ejerce el presupuesto este año (2011) se pierda por subejercicio. En esta lógica, la autoridad encargada ya va rezagada cinco meses, lo que implica que debemos presionar para saber cual es el proyecto concreto de la Delegación, los tiempos que planean para la obra y una trasparencia ejemplar del presupuesto, no solo del dinero en sí mismo, sino de la calidad de lo que se realice.
“Tenemos ejemplos recientes y cercanos que nos muestran que sí se pueden hacer obras públicas bien hechas y al nivel de las mejores del mundo, como el Monumento a Revolución y la calle Madero en el Centro histórico. Algo menos que eso no nos lo merecemos en San Juan Mixcoac, tanto porque ya hay antecedentes de obra pública en esta misma ciudad, como porque el dinero para esta obra ya esta asignado, lo que es lo más difícil de conseguir y nosotros lo conseguimos. ¡Bravo!”.

comentarios

Artículos relacionados