Ciudad de México, diciembre 4, 2020 02:24
Libre en el Sur

Viola la Delegación Benito Juárez decreto presidencial que prohíbe construir baños públicos en los parques

(Francisco Ortiz Pardo)- Con la construcción de baños en parques de la demarcación juarense, las autoridades delegacionales violan un decreto presidencial del año 1994, que define a sus 16 vergeles como “espacios eficientes de recarga de los mantos acuíferos”, por lo que “no podrán ejecutarse nuevas construcciones, obras o instalaciones en la superficie o el subsuelo”.

Como si no existiera esta disposición legal, la Delegación ha presumido que invertirá en el último cuatrimestre de este año siete millones de pesos en obras de construcción de baños públicos en siete parques, sin consultar a los vecinos y sin explicar su justificación y el destino de los recursos que serían recaudados por la misma autoridad a través del pago de la cuota de uso.

El decreto publicado en el Diario Oficial del 7 de marzo de 1994 recuerda que “la determinación de los destinos, usos y reservas de tierras, aguas y bosques, son inherentes a su utilidad pública y al interés social”. Y establece que en los 16 parques de la DBJ “sólo podrán realizarse obras nuevas en la medida en que tengan por objeto preservar o mejorar las áreas verdes y las destinadas a la recreación, cultura, deporte o esparcimiento para los vecinos”, previa autorización no sólo de la DBJ, sino también de los institutos nacionales de Antropología e Historia y de Bellas Artes, así como de la junta de vecinos, asociación de residentes de que se trate y de organizaciones vecinales y sociales de la delegación, “que se integren para coadyuvar a la preservación y mejoramiento de cada parque”.

Libre en el Sur ha informado ampliamente sobre el rechazo vecinal que ya ocurre por las construcciones en curso de baños en los parques Álamos, Moderna y Postal, así como frente a la intención de hacerlos en el de San Lorenzo, en la colonia Tlacoquemécatl Del Valle. En el caso de este último, además, la Ley de Salvaguarda del patrimonio Urbanístico y Arquitectónico prohíbe expresamente cualquier intervención, ya que es considerado –por su valor histórico y cultural—“espacio abierto monumental”. Otro lugar protegido por esa ley es el Parque de los Venados (Francisco Villa), donde también se pretende construir baños, así como en los parques de la colonia Nápoles (Esparza Oteo), Del Valle (Arboledas) y de la colonia Las Américas.

Todos esos parques están incluidos en la protección que da el decreto presidencial del 94, expedido a través del entonces jefe del Departamento del Distrito Federal, Manuel Aguilera, que dependía del Ejecutivo Federal. “La Delegación Benito Juárez –pone– promoverá en cada parque los instrumentos de concertación con los órganos de colaboración vecinal y ciudadana, vecinos particulares y con la comunidad en general, para que coadyuven y apoyen en el mejor aprovechamiento público de las instalaciones y áreas de los parques, así como para garantizar su protección, conservación, mejoramiento y preservación”. (En la foto, obras de construcción de baños en la colonia Postal).

comentarios

Artículos relacionados