Ciudad de México, octubre 22, 2021 08:40
Octubre 2021

Volver a la casa del niño / De vuelta a clases

Lo que sí es que extraño estar más con mi familia y con mi perro, creo que él está triste porque mis hermanos y yo ya no estamos en las mañanas. 

POR MARÍA CHAMLATI / 12 AÑOS

Después de 17 meses, ya pudimos volver a la escuela. Fue muy largo. 

Al principio nos quedamos en mi casa mucho mucho tiempo, para 

cuidarnos de un contagio por una enfermedad que se llama COVID y que todavía no puedo comprender bien. En los últimos meses siempre hay como cambios y noticias de nuevas cepas que dicen que se contagian más fácil y que son más malas. 

Después de que empezó muchos meses después pude volver a ver a mis abuelos y a algunos familiares, pero para volver ver a mis amigas pasó mucho tiempo, creo que fue cerca de Navidad cuando algunas de ellas pudieron venir a mi casa para festejar mi cumpleaños, Porque al haber estado mi familia con COVID en esas fechas no pudieron venir.

Al principio fue diferente y hasta divertido tomar las clases desde mi casa con mi iPad, pero conforme pasaban los días ya no quería ver a mis amigas en una pantalla o solo hablar por teléfono con ellas, quería abrazarlas, jugar, platicar y hacer muchas cosas que sólo se pueden hacer en la escuela. Finalmente abrió La casa del Niño para que volviéramos. 

Para el primer día de clases estaba nerviosa pero también emocionada; casi sentía que era la primera vez que iría a la escuela.

El primer día tuvo momentos alegres pero también tristes, por diferentes cosas, algunas de mis amigas ya no están en mi escuela y las extraño. En estos días no platicamos mucho sobre la pandemia, como que no queremos hablar sobre eso, algunas de ellas pasaron por momentos tristes porque casi en todas las familias hubo algún enfermo. 

Desde que regresé a veces es difícil por qué a pesar de que estamos juntas se nos olvida que no podemos abrazarnos, compartir lunch y los juegos tienen que ser con distancia, pero compartir de nuevo los jardines los pasillos y los salones me hace ver que no hay nada mejor que podernos ver en persona.

Además yo siento que aprendí poquito con las clases en línea, cuando estás en el salón la guía y los amigos te explican y ayudan cuando no entiendes algo y trabajas más padre. 

A mí me gusta más tomar clases con todos aunque estemos un poco lejos. 

Lo que sí es que extraño estar más con mi familia y con mi perro, creo que él está triste porque mis hermanos y yo ya no estamos en las mañanas. 

Antes de la pandemia a veces yo no quería ir a la escuela porque estaba cansada o quería quedarme a jugar en mi casa, ahorita ya quiero ir siempre a la escuela y salir a otros lados como el club o las casas de mis amigas y al boliche.

Todos queremos que ya se acabe esta pandemia y creo que todos debemos cuidarnos y hacer lo que nos dicen las guías, las directoras y los papás para ya no enfermarnos. 

Ahora que estoy de regreso valoro cada día en mi escuela.

comentarios

Artículos relacionados