POR MARCO ANTONIO ROMERO SARABIA

A través de este espacio, en ocasiones anteriores tuve la oportunidad de referirme y dar mi punto de vista sobre la Ley de Participación Ciudadana y los esbozos que de ella se conocían. Por fin, y después de una ansiada espera por la importancia que tiene para la ciudad, podemos celebrar que tenemos ley.

El pasado lunes 12 de agosto, el Congreso de la Ciudad de México aprobó en el pleno, sin ningún voto en contra y sólamente cuatro abstenciones, la nueva Ley de Participación Ciudadana.

Pero, ¿por qué pensamos que es algo digno de celebrar? ¿En qué le beneficia directamente al pueblo de la capital del país? Esta ley le otorga un mayor poder de decisión a las y los ciudadanos, les involucra directamente en la deliberación de los asuntos públicos.

Congreso de Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro

Uno de los aspectos más trascendentes, es la inclusión de dinámicas de participación directa como el referéndum, plebiscito, consultas populares y revocación de mandato VINCULATORIO tanto para la Jefa de Gobierno como para alcaldes y concejales de cada demarcación. El pueblo pone, pero también el pueblo evalúa y quita.

Además, se estableció que el porcentaje de recursos destinados al Presupuesto Participativo aumenten de forma gradual con el paso de los años. Esto quiere decir que a partir del próximo año, 2020, comenzará a aumentar el dinero dirigido a este mecanismo de participación. Las y los vecinos, como no puede ser de otra forma, participarán en la aplicación de este recurso.

Es, sin ninguna duda, una gran victoria para la democracia transparente, participativa y directa en nuestra ciudad. Después de años de luchas por mejores mecanismos participativos y de mayor democratización, tras el brutal retroceso que se dio en el gobierno del Senador Mancera, las y los legisladores le devuelven al pueblo su poder de decisión y hacen de la Ciudad de México, una ciudad de avanzada. Una ciudad más libre y democrática.

Mi reconocimiento para las y los legisladores de Morena y también de la oposición, quienes dejaron a un lado intereses personales y mezquindades palaciegas por el bien de la participación de la ciudadanía. Con actitudes así, ganamos todas y todos.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts