Ciudad de México, mayo 20, 2024 18:48
Sin categoría

Acusan uso de La Hora Nacional para promover a Claudia Sheinbaum

La autoridad electoral ya determinó que el espacio fue utilizado en favor de la candidata oficial.

Luis Mendoza y Federico Döring piden la suspensión de La Hora Nacional para evitar se haga proselitismo a favor de Morena.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

Luis Mendoza y Federico Döring presentaron una denuncia ante el INE en contra de concesionarios de radio por violar al principio de imparcialidad al ceder sus espacios o venderlos para la difusión de diversos programas de La Hora Nacional, producido con recursos públicos, en los que se benefició a la candidata de Morena a la presidencia de la República, Claudia Sheinbaum.

Derivado de estos actos de propaganda electoral se pidieron como medidas cautelares la suspensión de la transmisión del programa La Hora Nacional porque se corre riesgo de que sus conductores transmitan contenidos fuera del marco legal en las mil 700 estaciones de radio mexicanas en todo el país.

En los programas del 3 y 10 de diciembre de 2023 y 14 de enero de 2024, de  La Hora Nacional, producido por la dirección de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), de la Secretaría de Gobernación se difundió a nivel nacional, en redes sociales y plataformas de streaming, propaganda político electoral en favor de Claudia Sheinbaum.

Luis Mendoza argumentó que la difusión de los programas podría constituir actos anticipados de campaña y uso indebido de recursos públicos, ya que se posicionó positivamente la imagen de la candidata a nivel nacional a través de mil 700 estaciones sin que exista una obligación en la ley de transmitir el programa en el que se realizó el proselitismo.

“No hay una legislación que obligue a los concesionarios a difundir el programa La Hora Nacional, por lo que se asume que hicieron la transmisión en sus estaciones de manera voluntaria o bajo algún intercambio económico que deberán explicar ante la autoridad electoral. Si actuaron de buena fe, la Secretaría de Gobernación deberá explicar la violación a la ley para promover a su candidata”.

Federico Döring argumentó que desde que desde que inició el proceso electoral la candidata Claudia Sheinbaum y el Gobierno Federal han desplegado una estrategia para promover de manera injustificada y con recursos públicos a la candidata.

“La autoridad electoral ya determinó que el espacio de La Hora Nacional fue utilizado en favor de Claudia Sheinbaum. Estaremos pendientes de las medidas cautelares y sanciones que correspondan. Lo que hicieron con La Hora Nacional es burda propaganda para posicionar a su candidata a la presidencia, pretendiendo hacer pasar las intervenciones de los conductores Javier Ramírez Gómez y Leonora Millán como notas informativas u opiniones, pero en la realidad constituye una cesión de tiempos en radio y televisión para la transmisión de propaganda electoral, al pretender deslindar a Sheinbaum de conductas negativas y posicionar su imagen positivamente”.

En el programa del 3 de diciembre de 2023 los conductores desmintieron información sobre la participación de una presunta hijastra de Claudia Sheinbaum, Romina Imaz, como coordinadora de procesos internos en su campaña, y detallaron que era información falsa.

En tanto en el programa del 10 de diciembre de 2023 los conductores explicaron que la campaña de Claudia Sheinbaum no plagio la famosísima canción, Ya supérame, del Grupo Firme, y aclararon que el autor cedió la adaptación de su canción.

Para el 14 de enero de 2024, los conductores nuevamente utilizaron el espacio radiofónico para desmentir un video, presuntamente falso en el que Claudia Sheinbaum afirma que va a eliminar el INAI, La Suprema Corte y el INE. “Este video es falso, fue hecho con inteligencia artificial y Claudia Sheinbaum jamás a dicho algo así”, afirmó la conductora Leonora Millán.

Al respecto, Luis Mendoza afirmó que estos actos son contrarios a los objetivos de La Hora Nacional de promover la cultura y conocimiento científico. “Los conductores actuaron dolosamente simulando presentar una nota informativa u opiniones periodísticas, pero en realidad su propósito fue indultar o condonar ante la opinión pública, la imagen de Claudia Sheinbaum ante conductas que le reprochan en redes sociales o en comunidades digitales”.

Federico Döring argumentó que los programas de La Hora Nacional fueron cedidos para hacer proselitismo, fuera de los tiempos ordenados por el INE, prueba de ello, es que los comunicadores únicamente han defendido a Claudia Sheinbaum sin realizar alguna crítica negativa y no a los otros candidatos.

Los denunciantes declararon que la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) podría tener conocimiento de por qué sus agremiados realizan la transmisión sin que exista una obligación legal, ni mandato de alguna autoridad de transmitir el programa La Hora Nacional.

Por otro lado, se debe señalar que la Constitución establece la existencia de medios públicos y de un Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, es decir medios de comunicación pertenecientes al Estado, los cuales pueden ser utilizados para la difusión de programas de corte gubernamental como la “Hora Nacional”, por lo que es totalmente innecesario exigir tiempo de transmisiones a los concesionarios de radiodifusión, cuando el propio Estado tiene expedito el acceso a estaciones de radiodifusión propias.

En Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión tampoco existe un mandato expreso que obligue a los concesionarios a transmitir “La “Hora Nacional” que representa 60 minutos de transmisión cada domingo a las 22:00 horas en cadena nacional.

Los denunciantes afirmaron que: La “Hora Nacional” no son los Tiempos de Estado ni “Tiempo Fiscal”, no es la transmisión de un boletín relacionado con la seguridad y defensa nacional, y no es un encadenamiento, ya que el mismo conforme a la Ley, se trata de una transmisión especial y de relevancia que implica que todos los concesionarios de radio y televisión transmitan “informaciones de trascendencia para la Nación” y La Hora Nacional no reúne esas características, micho menos puede tener fines electorales.

Argumentaron que existen normas constitucionales de libertad editorial que justifican que un concesionario se abstenga de transmitir el programa, por lo que no se descarta que la SEGOB haya abusado de la buena fe, al no informar a los concesionarios de esos contenidos político-electorales, de lo contrario, si los concesionarios de radio eligieron de manera voluntaria tomar la señal para incluir La Hora Nacional en su programación, serán responsables de las infracciones que se configuren en ese espacio, pues no existe una obligación legal para que lo hagan. Ello se agrava si, como es el caso, conocen su contenido antes de difundirlo, pues el programa no se transmite en vivo.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas