Ciudad de México, noviembre 27, 2020 02:08
Libre en el Sur

Celebra Tlacoquemécatl fiesta patronal del Señor del Buen Despacho, este domingo

Este domingo 21 de julio, como todos los años, se celebra la tradicional y concurrida fiesta en honor del Señor del Buen Despacho, que se venera en la parroquia ubicada en el Parque Tlacoquemécatl, entre las calles de Adolfo Prieto, Tlacoquemécatl, Pilares y Moras, de la colonia Del Valle, en la delegación Benito Juárez.

La fiesta patronal, que congrega a los vecinos actuales y a muchos de quienes vivieron en lo que hace décadas fue un pueblo originario, reúne los atractivos de los festejos pueblerinos con la celebración religiosa en honor del Santo patrono del lugar, en este caso nuestro Señor Jesucristo. El programa se inició la mañana de este domingo con las mañanitas al Señor del Buen Despacho, seguidas de una celebración eucarística. A las 11:30 horas se iniciará una peregrinación de barrios y pueblos de Benito Juárez y de feligreses de la unidad habitacional de Santa Cruz Meyehualco, donde actualmente viven muchos de los antiguos habitantes de Tlacoquemécatl. Al medio día se llevará a cabo una misa solemne.

A partir de las 14:00 horas se efectuará el torneo de futbol que ya es tradicional y la actuación del elenco cultural del parque Tlacoquemécatl. A las ocho de la noche habrá una nueva celebración eucarística y a las nueve los festejos se culminarán con la quema de los juegos pirotécnicos, un atractivo mayor. Independientemente de este programa formal, durante todo el día habrá vendimia de antojitos y feria de juegos mecánicos.

La actual parroquia del Señor del Buen Despacho (foto) está construida sobre lo que fue una pequeña capilla colonias del siglo XVII, la cual fue totalmente reconstruida a mediados del siglo pasado. El templo actual muestra por ello mezcla de estilos difícil de definir. Sin embargo, curiosamente conserva una espadaña, que es un tipo especial de campanario, que consta únicamente de un muro perforado por ventanales en que están alojadas las campanas. Era característico en los primeros templos que se hicieron en México en el siglo XVI. Otra cosa singular es el que en el altar de esta pequeña iglesia se conserva una piedra que proviene de una construcción prehispánica que hubo precisamente en ese lugar.

comentarios

Artículos relacionados