STAFF/LIBRE EN EL SUR

En medio de una guerra de acusaciones mutuas entre el PRD y Morena por el uso del agua potable para fines electorales, el mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera Espinosa advirtió este viernes que quien sea sorprendido cerrando las válvulas con la intención de interrumpir el servicio, será acusado del delito de sabotaje, cuya penalidad va de dos a 20 años de prisión, y multa de mil a 50 mil pesos, por lo que no alcanzaría libertad bajo fianza.

Mancera Espinosa. Advertencia. Foto: Cuartoscuro

 

Y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México enfatizó: “Suena fuerte, pero el Código Penal federal establece que quien dañe o evite la prestación de un servicio público puede ser acusado de sabotaje”.

Por su parte, el consejero  presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Mario Velázquez Miranda, advirtió que la libertad y el ejercicio del voto no pueden ser condicionados con la entrega de algún servicio y mucho menos de agua. Por ello, pidió a los ciudadanos que hayan sido condicionados a recibir el líquido a cambio de su voto en favor de un partido, presentar la denuncia.

La Procuraduría General de Justicia de CDMX informó el jueves por la tarde  que ya investiga para determinar quién o quiénes pudieron haber causado daño a tuberías, robaron válvulas o tapas de pozos, con lo que causaron desabasto de agua en varias colonias. Mediante un comunicado, precisó que las pesquisas las realiza la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, para sancionar a los responsables de esos ilícitos.

 

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts