Ciudad de México, mayo 26, 2024 09:27
Revista Digital Febrero 2023

Amores chavales

Mucho se habla de la brecha generacional que existen en las prácticas culturales del amor en el mundo. Por esta razón Libre en el Sur se propuso conocer de primera mano, cómo es que los jóvenes de entre 18 y 23 años de edad, de diferentes partes del planeta, viven el amor. Con el fin de lograr un ensayo de análisis comparativo, a cada autor se les pidió  incluir en su texto las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué hacen cuando se ven? ¿Qué tipo de relaciones son las más típicas? (relaciones formales, pasajeras sin una clara definición). ¿Cada qué tiempo se ven? ¿Se ven con alguien (amigos o familiares) o solos? ¿Qué diferencia crees que hay en las relaciones de pareja entre tu generación y la de tus padres? (Traducciones de Esteban Ortiz Castañares).

Ya no hay prejuicios sociales

Andrés Salcedo (20 años) CDMX, México

Actualmente en México los temas de seguridad hacen más complejo conocer personas, tiene que ser en ambientes menos expuestos, por lo que las relaciones se dan en los círculos sociales preestablecidos como son el colegio o amistades de familiares, locaciones conocidas como bares o lugares para salir.

Las parejas buscan hacer actividades que les permitan compartir la mayor cantidad de tiempo de calidad (lo que signifique para cada quién). Principalmente ven películas y series en casa, van al cine o salen de fiesta.

En México, en mi generación, las relaciones se dan de 2 maneras y muchas veces se desarrollan por etapas. Inicia con informalidad, para conocer a la persona, y con el tiempo y la interacción se va formalizando. En ambientes conservadores se trata de generar una transición corta y formalizar lo más pronto posible.

Las parejas tratan de verse diariamente, pero en México existen dos factores principales que muchas veces no lo permite, el tráfico y la distancia, por lo que los encuentros pueden ser hasta semanales. Todo depende de la distancia geográfica de las dos partes.

Las parejas normalmente están solas o en grupo de amigos. Cuando una relación es más formal se busca presentar a la pareja a tu familia.

En nuestra generación, a diferencia de la de nuestros padres, ya no existen tantos prejuicios sociales al conocer a una persona. Hay una mayor independencia entre las partes y mayor respeto a las preferencias y actividades que cada uno tiene de manera separada. Los celos ya no son un gran tema entre las relaciones, y tener amigos o amigas del género opuesto es algo común. Las actividades de genero (solo para mujeres, o solo para hombres) son vistas como algo negativo, y por esta misma razón se valora mucho más la independencia de intereses de cada persona.

Miedo al rechazo público

Matías Ortiz Kafzyk (20 años) Colonia, Alemania

Ante la proximidad de San Valentín 2023, describiré mi impresión personal sobre las características de las relaciones alemanas. Para ello, me ocuparé de las parejas de edades comprendidas entre los 16 y los 29 años. Hay que señalar que la información aquí recogida se refiere únicamente a mis propias impresiones. Así que no contiene pruebas ni encuestas ni nada parecido como referencia formal.

La base para el inicio de una relación es la comunicación. Independientemente de la manera como conoces a la otra persona, el medio son las redes sociales, como Whatsapp o Instagram. Estas herramientas te permiten mantener una distancia segura, además de posibilitar comunicarse en cualquier momento sin importar la distancia. Una vez que se establece cierta confianza entre las dos partes y existe interés mutuo, se acuerda un encuentro (o cita) en un lugar público, donde se pueden conocer mejor. Si funciona bien, los encuentros se regularizan.

Aunque en Alemania se tiene el privilegio de poder conocer gente en la calle sin problemas, esto se da poco, por miedo al rechazo en público. Por lo que el contacto se busca, en muchos casos, cuando uno se encuentra en estado alcohólico (inhibido), como en clubes, discotecas, bares, conciertos y festivales. En especial los folclóricos, donde, no sólo se escucha mucha música y se genera un buen ambiente, sino que también se consumen grandes cantidades de alcohol.

Pero ¿es emborracharse la única forma de escapar a la presión pública? No, claro que no. También se utilizan las APPs para conocer gente (Dating APPs). Aunque la mayoría de las veces fracasan, pueden, en algunos casos, funcionar. Pero con el anonimato de estas herramientas, siempre existe la duda de si la persona que aparece en el perfil es realmente quien dice ser.

Esta es una de las causas, por lo que la mayoría de las parejas se conocen a través de sus círculos sociales. El principal es con los amigos, seguido del trabajo, la universidad o escuela y los clubes. Estos entornos, no solo ofrecen la ventaja de conocer ya a la gente desde el principio, sino que además a menudo tienen algo que ver contigo. Por ejemplo, intereses o grupos comunes. La mayoría de las relaciones que se establecen de esta manera son formales.

Cuando uno tiene una relación formal, además de tener relaciones íntimas, las parejas realizan actividades similares a las que se hacen entre amigos; como ir a restaurantes, actividades de ocio, hacer paseos o viajar juntos. Y por supuesto hablar de todo tipo de cosas. Normalmente las parejas prefieren estar solas, pero en ocasiones también se ven con amigos o familiares; en estos casos los gestos amorosos se inhiben (como el contacto físico). En promedio se ven de 3 a 5 veces a la semana.

Las amistades “con derecho a beso” son muy parecidas, pero se ven solamente 2 veces por semana aproximadamente, por ser relaciones no tan cercanas, sin exclusividad.

En Alemania en los grupos de origen de medio oriente, las relaciones tienden a ser reservadas y se separa claramente la relación de pareja y la de los amigos.

Otro tipo son las relaciones ocasionales, no tan frecuentes. Se dan fundamentalmente a través de las redes sociales, principalmente en las Dating APPs. Son relaciones sin vínculos afectivos y totalmente centradas en el interés sexual. A la pareja no se le involucra en actividades entre los amigos y menos familiares; muchas veces son relaciones secretas.

La organización de encuentros se ha vuelto extremadamente fáciles y flexibles, todo se coordina a través del teléfono celular. Uno está disponible y se comunica con su pareja para cualquier cosa.

En comparación con las generaciones anteriores (creo), la gran diferencia es la manera en que se conoce la gente. Antes, una relación iniciaba siempre de manera física, lo que ha disminuido en gran manera.

Otro de los grandes cambios es el incremento en la aceptación social de las relaciones homosexuales, que se manifiestan, desde hace 10 años, abiertamente en público.

Celebración en India. Foto: Especial

Celebración diversa del amor

Priyal Vyas (23 años) Madhya Pradesh, India

Apenas en los últimos años el “Día de San Valentín” ha adquirido una relevancia marginal en la India.

La India ya festejaba el amor con el regreso de la primavera (primera luna del mes de Phalgun, entre Feb. Y Mar.), en la semana conocida como “amor en el aire”, por lo que este día se ha integrado a la cultura (sin muchas resistencias) pero solo de manera parcial como un efecto de la occidentalización de la sociedad.

La gente intercambia regalos y expresan su amor simbólicamente pero NUNCA explicito (como besarse) en público.

Desde la edad media tanto los hombres como las mujeres dan regalos, o realizan actos como demostración de amor

Con el gran número de religiones y culturas en la India, en términos específicos, la celebración del amor es muy diversa.

A lo que se le da mayor importancia es a la institución del matrimonio, reforzado por la sociedad. Por eso, la India tiene un gran número de festividades relacionadas con el matrimonio como son Teej, Karwa Chauth, etc., donde las mujeres rezan a Dios por la longevidad de su vida matrimonial y la salud de sus maridos.

El matrimonio es una institución social y cultural, controlada por las familias.

En una encuesta realizada en 2018 en más de 160,000 hogares, mostró que el 93% de los indios tienen matrimonios concertados (arreglados por las familias), 3% “matrimonio por amor” y otro 2% mixto “matrimonio arreglado por amor” (fuente: BBC news).

De cualquier manera, la mayoría de las parejas tienen bonitas historias de amor, independientemente de si se conocieron a través de la familia o a través de sus círculos sociales.

Aquellos que se conocen por el karma tienen que explorar y desarrollar (si existen) afinidades e intereses comunes.

Recientemente algunas parejas empiezan a conocerse a través de las APPs (aplicaciones para celular) sociales para conocer gente, y establecen relaciones esporádicas, violando así las expectativas sociales y familiares. El Covid-19 incrementó su uso, en especial de Tinder, Bumble, OkCupid y Grinder.

En un mundo cambiante, la diferencia entre el amor eterno es percibida de forma diferente por los “Millennials” (generación Y, 1981-1993) que envejece y sale del foco social, y la “Generación Z” (1994-2010). Las nuevas tecnologías han conectado al mundo y empieza ha existir “Amigos con derecho a beso”, citas ocasionales, “Textlationship” (relaciones solo a través de los chats del celular), “Situationships” (relaciones solo en encuentros) y muchos más; concentrándose fundamentalmente en la parte física.

Los Millennials han crecido viendo las películas cursis románticas y alejadas de la realidad de Bollywood (productora de películas de la India, la más grande del mundo). A pesar de que la complejidad del amor no se conoce, siguen el camino para encontrar su alma gemela utilizando las APPs.

Mientras que, la Generación Z, considera utópica, absurda y arcaica, la búsqueda del alma gemela; y le dan mayor importancia a la estabilidad y a la independencia.

Relaciones estables y duraderas

Sebastian Meozzi (22 años) Florencia, Italia

Italia sigue siendo bastante tradicional en lo que respecta a las relaciones románticas, especialmente en comparación con otros países europeos. Suelen ser los hombres los que dan el primer paso cortejando, enviando el primer mensaje para probar o dando el primer beso.

En cambio, en cuanto a quién tiene que pagar las cenas o salidas, pasado el período inicial, en el que suele ser el hombre el que paga, entonces se tiende a dividir la cuenta, aunque al respecto no hay reglas específicas y varía mucho según dependiendo de la sensibilidad cultural, ya que si la mujer está más emancipada no permitirá que el hombre pague.

En mi país, las relaciones surgen de forma bastante espontánea. Después de un período inicial de relación, se juntan sin demasiados trámites y después de un tiempo es común mostrar a su pareja a los amigos.

Las relaciones con la familia también son muy naturales y es muy común traer a casa a la prometida o viceversa, e incluso quedarse a dormir, aunque estén los padres.

En cuanto a las diferencias de mi generación con las anteriores, el proceso de digitalización ciertamente ha tenido un impacto muy grande, que ha cambiado todos los sectores de la vida social. En particular, las redes sociales han influido mucho en la fase del noviazgo, ya que la imagen que se transmite puede ser utilizada para llamar la atención de aquellos a los que pretendes conquistar. La tecnología también ha cambiado la forma en que se desarrollan las relaciones, ya que el principal modo de comunicación son los mensajes. La principal ventaja es que permite un diálogo constante, que antes no se tenía, pero al mismo tiempo se convierte en una forma impersonal y fría de relacionarse, ya que se pierde la inmediatez que en cambio es algo inherente a una relación amorosa. En cambio, si nos fijamos en la fase de conocimiento, la tecnología no es preeminente, de hecho, en Italia solo el 12,6% de las parejas se conocieron a través de las redes sociales o aplicaciones de citas, mientras que la mayoría se formó con métodos tradicionales.

En conclusión, me parece interesante mencionar cómo en Italia las personas, incluso muy jóvenes, en la mayoría de los casos buscan relaciones estables y duraderas.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas