Ciudad de México, diciembre 9, 2021 01:32
Noviembre 2021

Aspiracionista, no conservadora / #YoSoydelaDelValle

No se equivocan: Los que vivimos en la colonia Del Valle somos aspiracionistas. Aspiramos a vivir en mejores espacios, con servicios de calidad, con calles limpias, seguridad y con la libertad de poder salir a caminar con tranquilidad.

POR SOFÍA GUZMÁN

Yo aspiro junto con mi familia a tener una mejor calidad de vida a partir del esfuerzo de mi trabajo. Todos los días me levanto a las 5:30 de la mañana para poder empezar mi rutina, hacer ejercicio- cuando me da tiempo-, el desayuno, arreglarme y preparar a mi hija para llevarla a la escuela.

A las 7:40 am ella se queda en el colegio para que posteriormente empiece mis tareas laborales fuera de casa. He trabajado desde los 18 años, al mismo tiempo que trabajaba para pagar mis estudios.

Así que no se equivocan: Los que vivimos en la colonia Del Valle somos aspiracionistas. Aspiramos a vivir en mejores espacios, con servicios de calidad, con calles limpias, seguridad y con la libertad de poder salir a caminar con tranquilidad.

Por otro lado, lo que menos tengo es ser conservadora. Al contrario, creo en las libertades y  las diferencias, deseo que mi hija tome decisiones, que luche por lo que quiera y crea, que ejerza sus derechos, que sea una mujer sin restricciones y empoderada, que sus decisiones sean respetadas y que no permita bajo ninguna situación algún acto de violencia contra ella.

Desde que llegó el Covid 19 a México, en marzo del 2020, vecinas y vecinos empezamos a hacer los famosos “grupos del whatsapp” con el objetivo de ubicar los comercios locales cercanos para no morir en una batalla larga, tanto por el cierre de changarros como por el alto número de contagios.

Nos solidarizamos para consumir lo local, y evitar a toda costa el cierre total de los negocios, cuyos dueños también se construyeron a partir del esfuerzo y el trabajo diario, por lo que han logrado consolidarse en la colonia.

Según datos de Market Data México, Del Valle tiene una producción económica estimada en 43 mil millones anuales, de los cuales 3 mil 200 millones corresponden a ingresos generados por los hogares y unos 40 mil millones a ingresos de los 2 mil 600 establecimientos que aquí operan. Adicionalmente, se estima que en la colonia laboran unas 100 mil personas, lo que eleva el total de residentes y trabajadores a 200 mil.

Los residentes de la Del Valle no tenemos por qué sentirnos agredidos por las etiquetas que quieren ponernos; agradecemos que se nos vea como una sociedad echada para adelante.

No permitamos que los resentimientos y complejos de algunos políticos agudicen más las diferencias sociales a partir de sus discursos. En medio de la crisis económica y social en la que nos encontramos en México, debemos ser una sociedad más solidaria y no permitir que desde los discursos ideológicos se nos divida aún más.

Periodista radiofónica.

comentarios

Artículos relacionados