Ciudad de México, agosto 6, 2020 04:44
Salud

Cuidados con el cubrebocas

GEMMY CAVI

Ahora cuando el uso del cubrebocas es en mucho obligatorio, incluso en algunas entidades llegan a multar por no portarlo, o de plano no te permiten entrada a ningún lugar, sean supermercados, bancos, incluso en tiendas de la esquina, farmacias y una cantidad de establecimientos, resulta que el uso excesivo de esa protección podría traer consecuencias a la piel.

Un estudio publicado por el Jornal of American Academy of Dermatologist determinó que el 97 por ciento de los trabajadores de primera línea en Hubei, China, presentaron daños en la piel por el uso de las medidas de prevención, como mascarillas, durante tiempo prolongado.

Los síntomas más habituales son: piel seca, descamación, extrema sensibilidad, picazón, eritema (enrojecimiento debido a la ruptura de los vasos sanguíneos) y pápulas (granos).

El área más común de irritación es el puente nasal en donde descansa la mascarilla. Mientras que la dermatitis y acné se presenta en el personal sanitario que trabaja largas jornadas con el equipo de protección.

Los tipos de dermatitis que se presentan son: por contacto, debido a los materiales que componen las mascarillas; irritativa, en los puntos de presión como nariz y orejas; y la relacionada con la humedad alrededor de la boca por el aliento o la saliva.

Por su parte, los rebrotes de acné se deben al roce de la mascarilla y por la oclusión en los poros. Así, el exceso de sudoración se queda en la zona peribucal, la más proclive a este tipo de brotes.

Sin embargo, la situación de estrés general que se vive debido al confinamiento e incertidumbre han incidido en dermatitis seborreas y rosáceas.

¿Y qué podemos hacer ante tal escenario, sobre todo personas que somos propensas a los problemas en la piel?

Pues bien, en el portal Soy vida se recomienda de entrada el hidratar la piel todos los días, al despertar y antes de dormir. También minimiza el uso de ácidos como el glicólico y el retinol, muy comunes en los cosméticos anti edad. Este tipo de productos hacen que la piel sea más sensible.

Antes de utilizar la mascarilla, coloca vaselina pura no perfumada para ayudar a disminuir la fricción en el tabique nasal y pómulos. Para el personal que utiliza la mascarilla hasta por 12 horas, se recomienda el uso de parches de silicón o sticks anti rozaduras. Considera omitir el uso de bases y correctores, al menos en la zona que queda debajo de la mascarilla.

También, verifica que los productos que utilices no sean comedogéneticos, es decir, que no obstruyan los poros de tu piel. Para prevenir afectaciones de la piel causadas por bacterias, aplica un tónico suave y antibacteriano con ayuda de un pad de algodón, varias veces al día para mantener la piel limpia con un jabón de PH equilibrado que elimine los residuos de grasa, suciedad y bacterias, pero que sea suave con la piel. Verifica que no tenga fragancia, que no sea comedogénetico y que no irrite la piel porque los limpiadores fuertes provocan sequedad e inflamación.

comentarios

Artículos relacionados