STAFF / LIBRE EN EL SUR

Sin que haya alguna respuesta o comentario de la autoridad local afectada, la clausura de una obra de la Alcaldía de Benito Juárez en el Parque Hundido, llevada a cabo por el gobierno de Ciudad de México, cumple ya 18 días este lunes.

Desde el pasado viernes 22 de febrero, grandes sellos con el folio 7211de de la Secretaría del Medio Ambiente  de la Cuidad de México (Sdema), fueron colocados sobre una manta plástica que cubre la tapia en torno a la citada obra, sobre la calle General Porfirio Díaz, en terrenos del parque “Luis G. Urbina”, como es el nombre oficial de ese jardín de la colonia Extremadura Insurgentes.

La insólita medida siguió tanto a la inconformidad de vecinos como al señalamiento en el Congreso de Ciudad de México en el sentido de que dicha obra viola la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico, que considera el Parque Hundido (que oficialmente lleva el nombre del poeta Luis G. Urbina) un “espacio abierto monumental.

Foto: Libre en el Sur

Dicha protección, de acuerdo con esa legislación, prohíbe expresamente nuevas construcciones que alteren su fisonomía. A pesar de que la Alcaldía BJ respondió que no se trata de una obra ilegal, ese viernes la Sedema la clausuró.

La Alcaldía de Benito Juárez no ha dado respuesta alguna a las solicitudes de información formuladas por Libre en el Sur, sobre la posición del gobierno local acerca de la drástica medida.

El armatoste (adjudicado a la Dirección de Obras), ahora clausurado por el gobierno capitalino es, según funcionarios de la Alcaldía, un espacio de esparcimiento que consta de una techumbre levantada con estructuras metálicas, así como unas bancas. Sin embargo, no hay datos precisos sobre la obra y sus costos; se encuentra a la orilla del parque y colinda con la calle Porfirio Díaz, en la colonia Nochebuena.

En reiteradas ocasiones, durante años, vecinos de diferentes colonias  juarenses han denunciado que la autoridad local no respeta esta Ley, particularmente en los parques protegidos de la demarcación, que son, además del Hundido, el de San Lorenzo y el de Tlacoquemécatl, en la colonia Tlacoquemécatl Del Valle, el de Los Venados, en Santa Cruz Atoyac, y el Miguel Alemán, en la colonia Postal.

Leticia Calderón, vecina de la colonia Nochebuena e investigadora del Instituto Mora, sostuvo que la Alcaldía está obligada, conforme a la ley, a restituir el espacio al parque en vez de construir algo que sustituya a la veterinaria que ahí se encontraba.

El 16 de enero pasado, el Congreso aprobó un punto de acuerdo para exhortar al alcalde Santiago Taboada a detener la obra que se realiza en el parque toda vez que, según manifestó la diputada de Morena, Paula Soto, viola el Programa Delegacional y la Ley de Salvaguarda de la capital.

En aquel momento, Taboada respondió que no pararía la obra y acusó que lo que se busca es desestabilizar a su gobierno. .

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts