Ciudad de México, octubre 28, 2020 12:12
Libre en el Sur

‘Debemos dejar de ser oscuridad de la casa’, insta Mario Palacios al entregar estímulos a trabajadores de la DBJ; fustiga al GDF

Durante la entrega de los Premios de Administración Pública, Antiguedad, Estímulos y Recompensas 2011 a trabajadores de la Delegación Benito Juárez en el Salón Vertical el jefe delegacional Mario Alberto Palacios dijo que “ya basta de poner obstáculos administrativos para que los servidores públicos de Benito Juárez puedan desarrollar su labor con calidad y eficiencia; si somos farol de la calle, debemos dejar de ser oscuridad de la casa”.

La DBJ informó que Palacios convocó a los representantes sindicales presentes y a la base trabajadora de esta demarcación a formar un frente unido para pedir al gobierno central allane el camino de los trabajadores para realizar su labor: “Ya basta de poner obstáculos que socaven su trabajo; basta a las compras consolidadas, a la contratación de empresas para prestar servicios públicos deficientes y de mala calidad, así como la falta de equipos mínimos de trabajo, sin soslayar los salarios aprisionados para la gente que da la cara todos los días, por la calidad de los servicios a la comunidad”.

El funcionario juarense comentó el caso del programa Cazabaches, donde los trabajadores de esta delegación no han podido meter las manos y en cambio, son señalados como malos servidores por la pésima calidad de los servicios. Un programa al que se destinan cerca de dos mil millones de pesos, ¿Por qué no se les da ese dinero para a nuestros trabajadores que en muchos de los casos no cuenta con un par de guantes, uniformes ni equipos adecuados para realizar su trabajo? (…) ¿Por qué tenemos que pagar por las porquerías que están haciendo”.

Y arremetió: “No es posible que cada día se nos quiten facultades pata atender a la ciudadanía de Benito Juárez. Tenemos que caminar juntos para hacer que se cumplan las condiciones de trabajo, así como la oportunidad de valorar por nosotros mismos nuestras necesidades y las formas de solucionarlas”.

El mensaje del Jefe Delegación culminó con un sentido y merecido homenaje a los trabajadores de la Delegación Benito Juárez que han prestado sus servicios por 25, 30, 40, 50 y hasta 60 años de servicios en la administración pública, así como al personal acreedor de estímulos y recompensas, que este año alcanzó el número de 309 personas.

Entre los valores y logros manifiestos por sus trabajadores se destacó el caso de Don Fernando Cirino Peña Soria y Manuel Pereyra Gómez, con 60 y 50 años de servicio, respectivamente, que siguen siendo ejemplo de dedicación y responsabilidad en el trabajo, cualidades que bien merecen placa de reconocimiento, medalla de plata y premios económicos de más de 87 mil y 55 mil pesos. Además de estos dos personajes de la plantilla de trabajo en Benito Juárez, también se premio conforme a la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas del Distrito Federal a 45 trabajadores por antiguedad de 40 años; 116 por 30 años y 66 por 25 años de servicios, sin omitir a 65 trabajadores acreedores de estímulos en días de descanso y 14 ganadores del premio de Administración Pública.

comentarios

Artículos relacionados