Ciudad de México, diciembre 2, 2020 07:30
Libre en el Sur

Delegado panista en BJ Jorge Romero pactó en secreto con el cesado líder del PRI-DF Cuauhtémoc Gutérrez, acusado de prostituir secretarias

Jorge Romero Herrera, jefe delegacional panista de Benito Juárez, signó en secreto un pacto con el dirigente del PRI en el DF, Cuauhtemoc Gutiérrez de la Torre –acusado de prostituir secretarias y recepcionistas de su sede partidaria con recursos públicos, por lo cual fue separado del cargo de manera fulminante— para que ambos partidos fueran juntos contra el PRD a las elecciones delegacionales y de diputados locales en 2015. El acuerdo tuvo lugar durante una comida en el restaurante Suntory de la colonia Del Valle, a la que asistieron además de Romero Herrera y Gutiérrez de la Torres el diputado local panista Santiago Taboada y el legislador Toniatuh González, del PRI. A pesar de que los protagonistas lo mantuvieron en completo sigilo, el columnista Adrián Rueda se enteró del hecho y lo difundió en su columna Capital Político del diario Excélsior, el martes 27 de agosto de 2013, sin ser nunca desmentido. El periodista escribió: “Para ir juntos por una tajada mayor del pastel capitalino, los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional del DF cerraron el fin de semana una alianza para hacer equipo e ir a la yugular del PRD en 2015. En una comida realizada el viernes (23 de agosto) en El Suntory, los priistas Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y Tonatiuh González signaron algo más que un pacto de no agresión con el diputado Santiago Taboada y Jorge Romero, delegado en Benito Juárez. La idea es, además de llevar la fiesta en paz, iniciar una serie de encuestas delegacionales para ver cuál de los dos partidos está mejor posicionado en delegaciones y distritos, e ir juntos con los candidatos que vayan en la punta, sean de quien sean”. El columnista precisó que en el convivio del Suntory no estuvo presente el dirigente del PAN capitalino, Mauricio Tabe, debido a que se encontraba fuera de la ciudad pero aclaró que “el pacto tiene plena validez, pues fue encabezado por Gutiérrez de la Torre, líder del tricolor capitalino, y el delegado Romero, que en los hechos es el jefe blanquiazul”. El priista Gutiérrez de la Torre fue denunciado este miércoles por prostituir a secretarias y recepcionistas en la sede del PRI capitalino, en el programa de Carmen Aristegui en MVS. Horas después, el CEN del tricolor informó que el líder capitalino había renunciado a su cargo y pedía a la Procuraduría de Justicia del DF investigar las denuncias para fincar en su caso las responsabilidades conducentes. Según el reportaje difundido por Aristegui, “en las oficinas centrales del Partido Revolucionario Institucional(PRI) en el Distrito Federal se oculta una red de prostitución al servicio de su actual dirigente, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. El equipo que lo encubre recluta a jóvenes entre 18 y 32 años. Cada semana, reciben su pago en efectivo a cambio de moverse con discreción, usar faldas cortas y, sobre todo, atender los deseos del Jefe, revela una investigación realizada por Noticias MVS primera emisión, que logró infiltrar a una reportera en las oficinas del PRI del DF. El dinero, se añade, proviene de la Secretaría de Finanzas del PRI, a cargo de Roberto Zamorano Pineda, un incondicional del líder, que paga 11 mil pesos mensuales a las mujeres reclutadas que cumplen las fantasías sexuales de quien representa, en la capital del país, al partido del Presidente de México. Para atrapar a las jóvenes en esta red, explica la información, el equipo de Cuauhtémoc Gutiérrez publica anuncios en internet que textualmente ofrecen “trabajo en una oficina gubernamental”. Santiago Taboada, el acompañante del delegado panista en la comida en que se pactó la alianza PRI-PAN, es miembro del clan de los “Ocean”, el grupo más cercano a Romero Herrera. Participó directamente en la falsificación del padrón interno del PAN, financiado con recursos públicos de la ALDF, que permitió a su líder adueñarse de candidaturas y cargos directivos del partido en el DF, incluida su propia candidatura a la jefatura delegacional. El caso fue denunciado por el panista Antonio Morales y ahora es investigado por el IFE tras una orden del Tribunal Electoral. Actualmente Taboada ha sido comisionado por Romero Herrera para operar políticamente a favor de su partido en el oriente de la delegación Benito Juárez, particularmente en las colonias de la llamada “corbata”. Muy significativo fue el silencio guardado por el PAN ante estos hechos, en tanto que de inmediato el PRD, el MC y el propio PRI exigían investigación y castigo para los responsables, como consignó una nota del portal noticioso sin embargo.mx. El mencionado periodista de Excélsior comentó en su oportunidad que “la intención de juntar esfuerzos para las elecciones intermedias no es nueva entre estos dos partidos (PRI y PAN) aunque por diversas causas no se había podido concretar”. Romero Herrera y Cuauhtémoc Gutiérrez la hicieron posible, aunque ahora el futuro de ese pacto, obviamente, parece más que incierto. (En la foto, el cesado líder del PRI capitalino).

comentarios

Artículos relacionados