Ciudad de México, diciembre 4, 2020 08:05
Libre en el Sur

Denuncia Libre en el Sur en PGJDF ataques cibernéticos; tras una semana no se deslinda delegado Romero de los hechos

Siete días después de que el pasado 15 de mayo fueron atacadas las cuentas de Libre en el Sur en Twitter y Google, y la del subdirector de este periódico, Francisco Ortiz Pardo, en Facebook, el jefe delegacional panista en Benito Juárez omite deslindarse pública y oficialmente de los hechos… y ni siquiera los ha condenado.

En tanto, Ortiz Pardo asentó lo ocurrido en un acta especial, con folio FBJ/AE-URI-BJ4T2/2239/13-05, de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal , donde consigna que los hechos se dieron en el contexto de que Libre en el Sur publica críticas periodísticas y documentadas sobre el quehacer de las autoridades delegacionales. El periodista se reservó su derecho de iniciar una averiguación previa.

Como se dio a conocer oportunamente, las agresiones cibernéticas ocurrieron la madrugada del miércoles 15, cuando primero se intervino una cuenta de correo electrónico en Google y posteriormente se dio un ataque ‘pirata’ en Twitter: fue alterada la identidad y las contraseñas de la cuenta para dejarla finalmente inhabilitada. Adicionalmente y de manera simultánea fue atacado el perfil del subdirector Francisco Ortiz Pardo en Facebook, donde borraron 588 contactos.

Estos hechos ocurrieron después de que en meses recientes el sitio www.libreenelsur.mx fue hackeado en tres ocasiones, la última de ellas apenas el 30 de abril, coincidente con la publicación de una nota en la que se consignó cómo durante la sesión del Consejo Ciudadano Delegacional una vecina de San Simón Ticumac interpeló al delegado Romero a fin de exigirle actuar en contra de obras de construcción ilegales.

A la exigencia de que se deslinde de los ataques, Jorge Romero respondió en Twitter con insultos al editor Ortiz Pardo, al que llamó “patético”, además de acusarlo –sin pruebas— de estar dedicado “a golpear” y decir mentiras. Ortiz Pardo cuestionó entonces: “¿Es mentira, por ejemplo, que firmaste como licenciado sin serlo?”. Pero a eso, curiosamente, el jefe delegacional ya no respondió. (Ver foto)

comentarios

Artículos relacionados