Ciudad de México, marzo 1, 2024 22:31
Política

Desbordan el Zócalo y colman calles adyacentes en defensa del INE

Participan miles de familias de clases medias en apoyo de la reversión del ‘Plan B’ electoral de AMLO

Resulta la plancha insuficiente para contener la ‘marea rosa’; se forman otras concentraciones aledañas por el INE en el centro Histórico.

Seguidores del presidente provocan con panfletos pegados en paredes patrimoniales durante la madrugada; desmantelan manifestantes enorme lona para desacreditar el movimiento.

STAFF / LIBRE EN EL SUR

En otro acontecimiento histórico, las clases medias capitalinas colmaron este domingo la plancha del Zócalo capitalino, los portales a sus costados y las calles adyacentes en defensa de la democracia mexicana.   

En calle Francisco I. Madero. Foto: Francisco Ortiz Pardo

70 minutos antes de la hora citada ya la tercera parte del Zócalo estaba ocupada por los manifestantes, convocados por más de un centenar de organizaciones civiles para refrendar su apoyo al INE y contra el llamado “Plan B” –una contra reforma electoral en los hechos– del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, al ya no caber más personas en el Zócalo, se formaron réplicas de la concentración multitudinaria frente a pantallas gigantes colocadas en las principales calles que confluyen a la plaza.

Foto: Crisanta Espinosa / Cuartroscuro

Fue llamativo el tumulto a lo ancho de dos cuadras de la calle 5 de Mayo, donde los participantes improvisaban sus propias consignas, mientras en la pantalla apreciaban el lleno en el Zócalo y escuchaban a cada uno de los dos oradores, la periodista Beatriz Pagés Rebollar y el ministro de la Corte en retiro, José Ramón Cosío Díaz.

Pagés recordó que López Obrador usó al INE para llegar al poder y que ahora lo pretende “matar”, mientras que Cossío dijo que los manifestantes a favor del INE confían en que el máximo tribunal preserve la vida democrática del país, revirtiendo el Plan B.

“Hasta ahora los ministros (de la SCJN) solo han escuchado las palabras ofensivas del Presidente y de sus seguidores”, dijo. “Quienes estamos aquí queremos hablarles con otro lenguaje, con el lenguaje de la confianza y el respeto que corresponde a los demócratas”.

 Y luego agregó:

“Queremos decirles que sabemos de las dificultades que su trabajo implica, de las presiones a las que están siendo sometidos por quienes quieren apropiarse del sistema electoral mexicano. Decirles que confiamos en ellos, en su talante democrático y en su capacidad de comprender la gravedad de las decisiones que timan para preservar la vida democrática del país”.

En algunas calles adyacentes aparecieron al amanecer panfletos pegados en las paredes de edificios patrimoniales, que fueron colocados durante la noche por partidarios del Presidente.

El mensaje trataba de confundir, en el mismo tono de López Obrador, que la manifestación era para defender al condenado culpable de narcotráfico en Estados Unidos, Genaro García Luna, cuya foto aparecía junto al emblema del PAN y el hashtag #CalderónSíSabía.

También apareció una enorme manta desplegada por legisladores morenistas sobre el edificio de oficinas del Congreso local de Ciudad de México, que a la par de la foto del ex secretario de Seguridad Pública ponía la frase: “García Luna no se toca”. Los propios manifestantes de ocuparon previamente al inicio del acto de desmantelar la provocación arrancando la propaganda.

Crisanta Espinosa / Cuartoscuro

Antes de iniciar el mitin –que todo el tiempo transcurrió pacíficamente, lo que se hizo evidente en el hecho de que restaurantes y otros negocios permanecieron abiertos–, se dieron a conocer los nombres de más de cien ciudades de la República y del extranjero en los cuales se replicó la concentración en defensa del INE.

Entre los manifestantes, en su mayoría vestidos con ropa blanca o rosa, era notable la presencia de familias enteras, con niños y adultos mayores, incluso en silla de ruedas. Fue evidente también la ausencia de grupos y contingentes organizados.   

Al terminar el evento, inició el retiro de miles y miles de manifestantes por las calles de salida en las que formaron especies de marchas donde repetían las consignas que ya son célebres: “A eso vine, a defender al INE” y “El INE no se toca”.  

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas